Notable caída en la afluencia turística: el Valle del Bermejo registra un 70% menos que el año pasado

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

La situación económica general afectó directamente al movimiento turístico en uno de los destinos por excelencia que ofrece La Rioja: el oeste provincial. Se espera que el descanso extra largo de Semana Santa recupere algunos indicadores.

Por Gustavo Molina y Mariano Hugaz

Promediando el cierre de la temporada estival, el saldo registrado en el movimiento turístico en el oeste provincial es claramente negativo.

De acuerdo a lo informado por el presidente de la Cámara de Turismo del Valle del Bermejo, Carlos Francés, los indicadores constatados desde diciembre pasado hasta la fecha revelan “un 70% de merma en la afluencia de turistas a la región, con respecto a la temporada del año pasado”. “En relación a años anteriores, venimos muy en baja”, completó en diálogo con EL PÉNDULO.

Justamente, en igual periodo de 2023 se había logrado un récord de visitas; con medidas que redundaron en esa tendencia, como el programa de PreViaje, agregó el empresario del sector.

De igual modo, el intendente del Parque Nacional Talampaya, José María Hervás, brindó precisiones sobre la afluencia turística al lugar declarado como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

“En lo que va del año 2024, y comparado con igual período del año pasado, incluso con el 2022 -que fueron dos años muy buenos, no solamente para el Parque, sino que para todas las áreas protegidas- la afluencia ha bajado”, indicó el guardaparque. “Desde enero de este año, hasta la fecha, observamos una baja del 20%”, precisó; al tiempo que añadió: “Este es un dato llamativo cuando se mira la playa de estacionamiento, que se condice con la cantidad de reservas para recorrer el Parque, y también cuando se observa el movimiento turístico en Villa Unión, la ciudad cabecera, en donde el ritmo de ingreso es menor al del año pasado”.

Semana Santa

Hay optimismo en que el fin de semana extralargo de 6 días (28 de marzo al 2 de abril) redunde en un repunte en el movimiento turístico en la región, aún con el reciente conflicto abierto con los trabajadores contratados del Parque Talampaya.

Al respecto, Francés especuló en que para entonces se recuperen algunos indicadores, teniendo en cuenta que “prácticamente ya están reservados la mayoría de los alojamientos”.

A su vez, Hervás comentó a EL PÉNDULO que para dicho receso se está “registrando un nivel de reservas muy interesante”. “Creo que vamos a manejar números importantes en cuanto a visitas”, aseguró.

Situación económica

El presidente de la Cámara de Turismo del Valle del Bermejo consideró que el bajo registro del primer trimestre del año responde a la caída del poder adquisitivo en general y a los altos valores que debe afrontar el emprendedor del sector, “sobre todo, se complica con el tema de la energía y los costos fijos”.

Asimismo, Francés explicó que sería desacertado “levantar las tarifas del sector por el hecho de que no hay mucha demanda de parte de los turistas”, quienes también se ven afectados por la “gran devaluación que se ha producido, los costos del combustible”, factor que incide directamente en la distancia que se debe cubrir para llegar a este destino turístico.

El empresario riojano completó diciendo que, años anteriores, se contaba con “muchos grupos de jubilados con muchas empresas de viaje de distintos puntos del país”, panorama que cambió significativamente por la crisis en general y el escenario actual que atraviesan los propios jubilados.

Por su parte, Hervás coincide en que “puede ser factible que el poder adquisitivo se ha visto disminuido, y también los costos se han elevado. Ello conlleva que la gastronomía, el alojamiento, el combustible y muchos otros factores están relacionados a cualquier tipo de desplazamiento que lógicamente, ocasiona gastos”. “No hay que ser un experto para darse cuenta de que no estamos en los mejores momentos, aunque en la República Argentina la actividad turística tiene una resiliencia muy marcada”, opinó.

Perspectivas

“Los prestadores están esperando ver cómo evoluciona el año en cuanto a costos; ver si podemos tener mejor respuesta a nivel nacional, en el caso del interior de Santa Fe, Rosario”, avizoró Francés; explicando que se apunta al público de las grandes ciudades, el cual cuenta con mayor poder adquisitivo.

Aparte, se espera seguir contando con la afluencia de los visitantes extranjeros, quienes hoy representan entre un 30 y un 35% del total de turistas que recorren el valle, y quienes manejan un “alto poder adquisitivo”. Por lo general, provienen de Brasil, Uruguay, otros países limítrofes y algunos europeos, puntualizó el Presidente de la Cámara de Turismo.

En la misma línea, respecto a lo que se espera para la próxima temporada otoño-invierno, el Intendente del Parque Talampaya enfatiza: “a pesar de la situación económica, vemos con buenos ojos los próximos meses. A pesar del panorama, debemos trabajar en conjunto con la Secretaría de Turismo de la Provincia, cuyos resultados fueron muy buenos estos años atrás”. “Ante la adversidad, hay que poner a trabajar la imaginación, trabajar coordinadamente con los Municipios, y ser profesionales y no caer en el pesimismo, debemos fijar una estrategia a futuro porque necesitamos paquetes de ordenanzas, un mejoramiento urbanístico en Villa Unión, que contemple el uso de agua potable, cloacas, ordenamiento del tránsito, la estética, el patrimonio cultural e intangible, ya que el turismo amalgama cada una de estas cuestiones”, concluyó Hervás.