Primera quincena de febrero: Estiman ingresos por 500 millones de pesos en materia de turismo

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

La fiesta nacional Chaya 2022, como el resto de las fiestas populares que se celebraron en los distintos departamentos, fueron motivo de visita de miles de turistas que decidieron vacacionar en nuestra provincia movilizando favorablemente las economías regionales.

El febrero riojano con la movida festivalera y chayera fue motivo para que turistas nacionales e internacionales lleguen a la provincia a vivenciar uno de los momentos históricos-culturales más importantes, que es la ancestral Chaya riojana.
Además, las variadas fiestas populares que se celebraron en los distintos puntos de la provincia como el Festival Nacional del Peón Viñador en Villa Unión, el Festival de la Tradición en los Llanos Riojanos, el primer Festival Chayero de Olta, etc. dieron la bienvenida a miles de visitantes quienes hicieron uso de toda la planta turística disfrutando a pleno, también, de la gran variedad de atractivos turísticos que ofrece la provincia.

Ocupación hotelera

Los departamentos con mayor índice de ocupación hotelera durante la primera quincena de febrero fueron: Los Llanos 86 por ciento, y luego le siguen Capital 85%, Villa Unión 78%, Chilecito 74%, Arauco 68%, Los Sauces (Hotel Entre Viñedos) 65% y Famatina 65%. En síntesis, la provincia registró en las primeras dos semanas de febrero un porcentual cercano al 80 % de ocupación con picos de 100% en algunos destinos (durante eventos).

Impacto económico de la Fiesta de la Chaya en Capital

La Chaya 2022 no solo deja al descubierto la importancia de mantener viva nuestra identidad sino también el gran impacto económico que genera tanto en el sector turístico y productivo de la provincia.
Los primeros datos estadísticos de la Secretaría de Turismo indican que la 53° edición del festival registró un ingreso de 96 millones de pesos en capital con una ocupación hotelera al 100 %.
Con un gasto promedio de más de 6.000 pesos diarios, las y los visitantes tuvieron acceso no solo del festival sino también de diferentes chayas barriales, excursiones, comidas regionales y eventos en diferentes puntos de la ciudad capital permitiendo un importante movimiento de todo el sector turístico.