Piden la destitución de los directivos del colegio de la UNLaR

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

Miembros de los gremios ARDU y ATUR expresaron su repudio ante los hechos acaecidos en el Colegio Preuniversitario ‘General San Martín’, y solicitaron la destitución de su directora y vicedirector. Posteriormente, el Consejo Superior también exigió el apartamiento de las autoridades escolares.

Mediante un comunicado los docentes universitarios relataron los hechos sucedidos el martes 25 del corriente mes, entre las 13 y 14 horas, “en la dirección del colegio, lugar en  el que una docente de la institución y  afiliada a la asociación de base de CONADU Histórica, fue víctima de prácticas de violencia laboral, psicológica, vertical y de género ejercida por la Directora, Laura Molina  y el Vicedirector Marcos Costa”.

Emilia Lucero, sec. gremial de ARDU

 

Asimismo, advierten: “dejamos en claro que la responsable directa del CPUGSM es la señora Vicerrectora, Contadora María del Carmen Corzo, que lejos de solidarizarse con la docente agredida, fue la primera en faltarle el respeto y ningunearla en una mesa de trabajo en la que se trataban las problemáticas del colegio”.          .

El gremio ARDU manifestó “tolerancia cero” frente a las conductas que considera “inaceptables e incompatibles con el trabajo decente y la dignidad humana, motivo por el cual nos solidarizamos con nuestra compañera de trabajo, brindando apoyo moral y gremial que la situación por su gravedad requiere”.

“Las dos  personas de mayor rango jerárquico  ejercieron  sobre la profesora, maltrato verbal, trato humillante, descalificaciones, insultos y degradaciones”, sostiene el documento, y añade que esto le “causó daño emocional, perjudicó  y perturbo la salud física y mental de la docente, que luego de los maltratos a los que fue sometida, se le impidió la salida de la oficina, a pesar de los reiterados reclamos efectuados a las autoridades presentes, aduciendo malestar físico, a lo que se sumaba la responsabilidad sobre dos menores, su hijo y su sobrina, que la esperaban en el estacionamiento del Colegio, manifestó dos desmayos, episodios de llanto incontenible y evidenciaba un claro estado de inestabilidad emocional”.

El comunicado da cuenta que la docente agredida “fue trasladada al INCOR donde se le diagnostica una crisis hipertensiva y de ansiedad,  como producto de lo vivenciado en la institución educativa, con la prescripción de una consulta cardiológica que dispone diez días de reposo”.

Los docentes informaron que la UNLaR cuenta actualmente con  un Protocolo de actuación para el abordaje, la prevención y el seguimiento de casos de violencia de género. No obstante, se radicaron las denuncias  correspondientes en el Ministerio Público Fiscal, y en la Unidad Fiscal de Violencia de Género.

Por su parte, la secretaria general de ARDU, Emilia Lucero afirmó que “vamos a solicitar al Consejo Superior para que el rector tome cartas en el asunto, y que la vicerrectora no está escuchando nuestro reclamo. Queremos la destitución de las autoridades del Colegio, ya que este maltrato lo venimos sufriendo desde hace tiempo, ya es insostenible el mal clima laboral que tenemos dentro del colegio”.

En tanto que Alicia Luna, de ATUR sostuvo que “ante estos hechos de violencia tenemos que acompañarnos constantemente. Hacemos un mismo pedido sobre la situación, ya que hemos estado hablando sobre el tema. Es sostenido el clima hostil y de violencia que se viene provocando en distintos ámbitos del Colegio, y hoy se plasma en un hecho concreto, donde por expresar sus planteos, se ejerce una violencia institucional y de género, sobre una docente”.

Luna enfatizó que “desde el sindicato acompañamos el pedido, para que el rector intervenga en esta situación”.

Piden el apartamiento de los directivos del Colegio

El Consejo Superior mocionó y aprobó el pedido de apartamiento de la directora y el vicedirector del colegio Preuniversitario, bajo los cargos de violencia de género contra una docente del colegio.

Al respecto, la secretaria general de ARDU, Emilia Lucero, explicó: “hicimos una presentación en apoyo a la compañera docente que sufrió violencia institucional y de género por parte de Laura Molina y Marcos Costa, directora y vicedirector, respectivamente”.

Lucero aseveró que “en el Consejo Superior recibimos el apoyo de los consiliarios, quienes presentaron la moción de apartamiento del cargo de los directivos, por todos los maltratos que estamos sufriendo los docentes, desde que asumieron su gestión”.

Además, aclaró que la gestión es “impuesta”, porque “no se respetó la promesa de campaña, de que los docentes íbamos a elegir entre los compañeros a nuestros propios directivos”.

Finalmente, Emilia Lucero adelantó que continuarán las reuniones, a fin de normalizar y contar con nuevas autoridades para el Colegio.