Milei y Villarruel juraron en el Congreso y ya son Presidente y Vice de la Nación

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El juramento fue tomado por Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández fue el encargado de entregarle la banda y el bastón presidencial. “Viva la Libertad, carajo”, fue la arenga que escribió al firmar el libro de honor del Congreso de la Nación.

Javier Milei juró este domingo como Presidente de la Nación, en el marco de la Asamblea Legislativa reunida en el recinto de la Cámara de Diputados, donde recibió los atributos de mando de parte del mandatario saliente, Alberto Fernández, para ejercer la presidencia por los próximos cuatro años.

La asunción de Milei (53) fue de las ceremonias más breves desde el retorno a la democracia, hace exactamente 40 años, y la primera en la que un jefe del Estado no pronuncia un discurso ante los legisladores y legisladoras, sino que eligió hablar desde las escalinatas del Congreso, donde -ante ciudadanos y ciudadanas que se congregaron para acompañar el inicio de su mandato- ratificó que el único camino posible para salir de la crisis económica “es el ajuste”.

El juramento fue tomado por la vicepresidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner, mientras en el recinto los asistentes coreaban “Libertad, libertad”.


Minutos antes de las 12, Fernández de Kirchner tomó juramento a Milei, quien utilizó la fórmula por “Dios, por la Patria y sobre estos Santos Evangelios”, tras lo cual el presidente saliente Alberto Fernández le colocó la banda presidencial y le entregó el bastón de mando.

Luego de un saludo protocolar, Milei se acercó a saludar al exmandatario Mauricio Macri, quien estaba sentado junto a otros expresidentes como Eduardo Duhalde y Adolfo Rodríguez Saá y los designados ministros de su gabinete, que estaban ubicados en los palcos ubicados al lado estrado presidencial del recinto de la Cámara baja.

Posteriormente, Victoria Villarruel juró con la misma fórmula como Vicepresidenta de la Nación para los próximos cuatro años y agradeció la presencia de los legisladores e invitados que habían participado de la sesión. “Hoy es un día histórico, un momento que quedará para siempre en nuestros corazones”, expresó Villarruel y dio por concluida la Asamblea Legislativa.

Milei ratificó que se viene un duro ajuste con estanflación

Desde las escalinatas del Congreso de la Nación, el flamante mandatario afirmó que su gobierno dará por “terminada una larga y triste historia de decadencia”, comenzando “el camino de reconstrucción” de la Argentina. “Tengo que decírselos de nuevo: no hay plata”, señaló.

El presidente Javier Milei afirmó, en su primer discurso como jefe de Estado, que “comienza hoy una nueva era en la Argentina” que dará por terminada “una larga y triste historia de decadencia y declive”, pero advirtió que su gobierno aplicará un duro ajuste que “impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad económica, empleo, salarios reales y cantidad de pobres e indigentes”.

Durante unos 35 minutos, Milei brindó su discurso en las escalinatas del Congreso nacional, tras la jura y recibir los atributos de mando en la Asamblea Legislativa que se desarrolló en el recinto de la Cámara de Diputados.

En su mensaje, detalló que “ningún gobierno ha recibido una herencia” económica “peor” de la que le toca al suyo y destacó que la saliente gestión de Alberto Fernández dejó “plantada una inflación” potencial “de 52% mensual” y “15.000% anual”.

Nos han dejado plantada una hiperinflación. Vamos a luchar con uñas y dientes para erradicarla. Vamos a hacer los máximos esfuerzos posibles para impedir esta catástrofe” que, afirmó, dejaría al “90% de la población en pobreza” y al “50%” de ella, en la indigencia, explicó.

Y agregó: “Hoy comienza una nueva era en la Argentina. El desafío que tenemos por delante es titánico“, adelantó el nuevo presidente en un discurso que fue transmitido por cadena nacional y que pronunció desde las escalinatas del Congreso nacional, acompañado por la vicepresidenta Victoria Villarruel, sus funcionarios designados e integrantes de las delegaciones extranjeras, entre ellos el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Antes de ello, Milei recibió los atributos de presidente en el recinto parlamentario y ante la Asamblea Legislativa constituida para ese motivo. Lo hizo de manos de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

El flamante mandatario sostuvo que los argentinos deberán afrontar un período de estanflación, la combinación entre altos niveles de inflación y caída de la actividad económica. “Tengo que decírselos de nuevo: no hay plata”, sentenció.

El ajuste que pondrá en marcha, según advirtió, “impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, empleo, salarios reales y cantidad de pobres e indigentes”, aunque prometió que recaerá, “en un 90%”, sobre el Estado.

“Habrá estanflación”, reiteró, pero aclaró que “no es algo muy distinto a lo que pasó en los últimos 12 años, cuando el PBI per cápita cayó 15% en un contexto donde acumulamos 5.000% de inflación”.

Sin embargo, mencionó que sus medidas al frente del gobierno tienen éxito, será “el último mal trago” que soportará la sociedad antes de “comenzar la reconstrucción de la Argentina. Habrá luz al final del camino”, prometió.

“Milei, querido, el pueblo está contigo” y “Libertad, libertad”, cantaron los asistentes situados frente al edificio legislativo en diferentes tramos del discurso que leyó el Presidente, inclusive cuando anunció la puesta en marcha de fuertes medidas de “ajuste”.

El nuevo jefe de Estado también se comprometió a luchar contra el delito, especialmente el narcotráfico en la ciudad santafesina de Rosario.

“El narcotráfico se apoderó de nuestras calles y las fuerzas de seguridad han sido humilladas y abandonadas” durante los últimos años. “Se acabó con el ‘siga, siga’ de los delincuentes“, advirtió Milei.

En la puerta del Congreso de la Nación, Milei estuvo acompañado, a ambos lados, por quienes integrarán su gabinete de ministros y secretarios. Entre ellos estuvo su hermana, Karina, quien lo acompañó en todo el recorrido hacia el Congreso.

“Hola a todos”, dijo al comenzar su discurso, tal como hizo durante gran parte de la campaña electoral que lo llevó a la presidencia, recitando los primeros versos de la canción “Panic show”, de La Renga.

Fuente: Télam