La Rioja en alerta amarilla por desabastecimiento de gasoil

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El suministro de combustible es casi nulo en las estaciones de servicios y la situación se agrava cada vez más a nivel país. Expendedores indicaron que se espera una pronta solución por parte de Nación ya que cada vez son más las provincias que padecen la falta de gasoil.

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) determinó cuáles son las rutas y provincias donde el faltante del combustible se está sintiendo con mayor gravedad. Hay siete provincias “en rojo” con alto impacto de desabastecimiento; La Rioja se encuentra en alerta amarilla con promedio de suministro entre 21 y 50 litros por unidad.

Mapa de suministro de gasoil en los últimos días de abril (Izq.) y primeros días de mayo (Der.)

Detalles de los colores del Mapa de suministro de Gasoil 

  • En rojo (sitios en los que hay muy bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio): Jujuy, Salta, Formosa, Tucumán, Misiones, Corrientes, Entre Ríos.
  • En naranja (distritos en los que el promedio de suministro es de 20 litros por unidad): Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, San Juan, Mendoza, Buenos Aires y CABA.
  • En amarillo (lugares en los que se cargan entre 21 y 50 litros por unidad, y entre 51 y 100 litros): Catamarca, La Rioja y San Luis, en el primer subgrupo, y La Pampa, en el segundo.
  • En verde (se carga sin restricciones): las provincias del sur.

 

“El desabastecimiento que estamos sufriendo lleva más de dos meses. Entendemos que no es un tema sencillo de solucionar, pero nos queda en claro que se trata de un problema generado por la falta de divisas y la dificultad para avanzar rápido en las políticas que se requieren”, manifestó al respecto el presidente de Fadeeac, Roberto Guarnieri.

Asimismo, indicó que en Argentina “tenemos camiones varados a orillas de la ruta, por falta de gasoil” y que la problemática “afecta a todo el país, de diferente manera”. “La industria en general empezará a sentir las consecuencias, porque el combustible es un elemento esencial y más del 90% de la economía argentina se mueve en camión”, señaló Guarnieri.

En tanto que el empresario riojano Juan Manuel Brígido dijo que “el panorama es oscuro, aunque en líneas generales no parece preocupar mucho el tema”. Además, refiriéndose a nivel local, detalló que “no hay prácticamente nada” y “lo poco que tenemos lo vendemos en un par de horas y tenemos que volver a cerrar”.

“Hasta ahora se hace lo posible para poder cubrir los servicios de primera necesidad. En el caso de que la situación siga agravándose, no se sabe cómo se podrá subsanar esta necesidad”, lamentó Brígido.