La Fundación ‘Con Olor a Cielo’ conmemorará a víctimas de siniestros viales

Verónica Caliva

Periodista
Licenciada en Comunicación Social – UNLaR

Verónica Caliva

Periodista
Licenciada en Comunicación Social – UNLaR

Cada tercer domingo de noviembre se conmemora el “Día Mundial de Recuerdo de las Víctimas de Siniestros Viales”, motivo por el que desde la Fundación ‘Con Olor a Cielo’ se organizó una serie de actividades en homenaje a las personas que perdieron sus vidas en estas circunstancias.

La jornada de sensibilización se llevará adelante este domingo, 21 de noviembre. Por la mañana, dará inicio a las 9:30 con una misa en la Catedral, seguidamente se hará una intervención en la Plaza 25 de Mayo con el objetivo de promocionar la concientización y prevención vial. Luego, a las 12, desde Defensa Civil se acompañará con el toque de sirena en honor a todos los fallecidos en accidentes de tránsitos.

En horas de la tarde, la jornada dará continuidad con una caravana por la ciudad, prevista para las 18. La concentración se efectuará en la avenida Ángel Vicente Peñaloza, barrio Vargas, en donde se encuentra la estrella amarilla en homenaje a la víctima de siniestro vial, Franco Nieto. La misma culminará en el símbolo de Estrella Amarilla ubicado en la intersección de las rutas 38 y 5.

Sobre el cierre de actividades, en el lugar se llevará a cabo un acto alusivo con la participación de autoridades y de artistas que apoyan la causa.

En ese marco, desde la Fundación convocan a la sociedad a sumarse; y, sobre todo, a tomar conciencia sobre el tema. Asimismo, indicaron que durante el periodo de cuarenta los siniestros viales habían disminuido; pero, con las nuevas flexibilizaciones, se constatan entre 5 y 7 accidentes de tránsitos por semana.

Al respecto, Ivana Ochoa, integrante de la organización, comentó que son más de 100 estrellas pintadas en toda la provincia y destacó la importancia de promover la formación vial ya que el “75% de personas desconoce las normas de seguridad vial”.

Por otra parte, Ochoa indicó que ante las situaciones de siniestros, desde la Fundación se realiza un acompañamiento permanente a la familia de la víctima, brindándoles educación emocional “donde se las ayuda a transitar las perdidas, porque no se supera pero si aprende a vivir con el dolor de la mejor manera”.