Florencia López es la primera vicegobernadora mujer en asumir la presidencia del Parlamento del NOA

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

La vicegobernadora riojana juró como presidenta del organismo deliberante representativo de las provincias de la región Noroeste del país. La presidencia estará a su cargo por un término de dos años y en la vicepresidencia la acompañará el vicegobernador de Catamarca, Rubén Dusso, y la secretaria del parlamento Rita Sessa -también riojana-.

El organismo deliberante retomó sus sesiones de manera presencial, y llevó adelante la 45º sesión plenaria que tuvo lugar en la Legislatura salteña; donde asumieron las nuevas autoridades del parlamento, se aprobaron sendos proyectos con mirada federal y solicitaron trasladar la Capital de la Nación al interior del país.

En la oportunidad, la vicegobernadora de La Rioja, y los vicegobernadores de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca contaron con el acompañamiento del gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, y de la vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario.

En el marco de la designación de las nuevas autoridades, juró en la presidencia del Parlamento del NOA la vicegobernadora de La Rioja, Florencia López; mientras que la vicepresidencia recayó en el vicegobernador de Catamarca, Rubén Dusso, y la vicepresidencia 1º en el vicegobernador de Jujuy, Carlos Haquim. 

Luego de asumir, la flamante presidenta aseguró que el organismo será un espacio de acción, que tiene una voluntad política de avanzar en la integración regional. En ese sentido, propuso incorporar al trabajo parlamentario las provincias del NEA (nordeste argentino) -Misiones, Formosa, Chaco y Corrientes- a fin de crear un organismo legislativo del Norte Grande.

Asimismo, sostuvo que el Parlamento del NOA tiene como desafíos mantener la unidad de las seis provincias que lo integran, y convertirse en un órgano efector de instrumentos legales para la región.

Traslado de la Capital del país

Por otra parte, López se refirió al pedido de trasladar la Capital de Argentina al interior del país. Afirmó que “este parlamento tiene la voluntad política de avanzar en el traslado de la capital de nuestro país, para que no sea más en un lugar que no produce nada como lo es la ciudad de Buenos Aires donde sólo se prestan servicios, y pase al interior profundo de la Argentina donde está la producción, al norte”.

En ese sentido, el plenario emitió una resolución unánime en la que hizo pública su preocupación por la extrema concentración de poder económico y político en la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Señalaron que se generan asimetrías que afectan la vida de las y los argentinos, el desarrollo integral de los pueblos y a las instituciones; además instaron al Congreso de la Nación, al Poder Ejecutivo Nacional y a todas las fuerzas que ejercen una representación popular a proceder a la apertura de un debate político e institucional que culmine con la adopción de las medidas necesarias para trasladar la Capital de la Nación Argentina al interior de la República.