El principal gremio docente rechazo la oferta salarial de Gerardo Morales

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

Los maestros del principal gremio docente de Jujuy, Adep, decidieron continuar con su paro por tiempo indeterminado. Durante el fin de semana debatieron una propuesta de aumento que el gobernador Gerardo Morales hizo a los sindicatos docentes para poner fin a este conflicto, que comenzó como un reclamo por los bajos sueldos y hoy abarca el rechazo a la Reforma de la Constitución, la defensa de los territorios de los pueblos originarios y los recursos naturales.

Aunque otras organizaciones -como Sadop, Cedems y la UDA-, levantaron la huelga, en Adep -que es el gremio de base de Ctera, con fuerte peso en las escuelas primarias y el nivel inicial–, consideraron insuficiente la oferta recibida. En las votaciones, sus maestras y maestros plantearon que no les preocupa sólo los sueldos, sino la Reforma de la Constitución, que exigen que se anule.

Desde el gremio piden, además, la renuncia del ministro de Seguridad por los últimos hechos de represión. En Jujuy también siguen en paro los trabajadores municipales del SEOM y los estatales de ATE, y anoche hubo una marcha de grupos de docentes autoconvocados, en contra de los gremios que aceptaron el acuerdo. Mientras tanto, el Poder Judicial imputó a 90 manifestantes, la mayoría de ellos detenidos durante la protesta frente a la Legislatura y otros en el corte de ruta de Purmamarca. Los abogados defensores describen un clima de amedrentamiento, con amenazas e intimidaciones.

Jujuy entra así en una nueva semana de conflicto. El gobernador Morales, ya lanzado oficialmente como precandidato a vicepresidente de Horacio Rodríguez Larreta, ha tenido que ir cediendo a las demandas salariales de los gremios, aunque lo ha hecho de manera parcial, como para que el frente de lucha se vaya desgranando. Pero se mantiene cerrado en la defensa de su nueva Constitución, en la que limitó el derecho a la protesta (“Nuestro espacio tiene mucha musculatura para garantizar la gobernabilidad”, definió en estos días) y endurece las medidas contra quienes se manifestaron en su contra.

La oferta a los gremios docentes fue un salario inicial de 200 mil pesos. De esa manera mejoraron las propuestas planteadas hasta entonces, de un salario inicial 179 mil pesos que Morales la había presentado como última oferta posible, con un “hasta aquí llegamos” pero frente a la continuidad de las marchas se estiró un poco más.

Los maestros de Adep debatieron esta oferta en una serie de asambleas realizadas el sábado en sus nueve delegaciones: Jujuy capital y las localidades Tilcara, Humahuaca, Abrapampa, La Quiaca, Ledesma, San Pedro, Perico y Palpala. Ayer sus congresales hicieron un encuentro en el que la propuesta de Morales fue rechazada por unanimidad.

“Lo preveíamos”, dijo la secretaria general de la Adep, Silvia Vélez, refiriéndose al clima que ve entre los docentes de su gremio. La dirigente agregó que la decisión de continuar con el paro “no sólo tiene que ver con lo salarial, sino también con el rechazo a la reforma de la Constitución provincial”.

Por su parte, otros gremios docentes la consideraron aceptable o por lo menos suficiente para tomarse un respiro en el conflicto, que ya lleva 21 semanas. Anoche, maestros autoconvocados de uno de estos sindicatos, el Cedems, hicieron una marcha de antorchas, disconformes con el levantamiento del paro. A su vez, el ministerio de Educación hacía circular un flyer con la promesa de no descontar los días de huelga a quienes hoy se presenten a dar clases.

Los maestros de Adep anunciaron nuevas marchas y permanencias al costado de las rutas. También escribirán una carta abierta para hacerla circular en los grupos de padres y alumnos.

Por otra parte, los municipales (SEOM) y estatales de la provincia (ATE) continúan de paro, ya que consideraron insuficiente el aumento salarial propuesto por la gobernación, que en el caso de los municipales, consistía en llevar a 130 mil pesos el salario inicial.

Fuente: Página 12