El gobierno entregó ocho viviendas en barrio ‘Susana Quintela’

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

Se trata de unidades habitacionales de dos y tres dormitorios, teniendo en cuenta la composición de cada familia, y fueron construidas con materiales de alta tecnología por empresas locales.

Este lunes por la mañana, el gobernador Ricardo Quintela encabezó la entrega de ocho viviendas construidas de cero y un mejoramiento habitacional en barrio Susana Quintela de la Capital, enmarcadas en el Plan Angelelli.

En ese contexto, el mandatario expresó que “estas viviendas tienen una historia muy particular para mí y fue en plena campaña cuando nos llamaron, y habían decidido tomar estas tierras, que estaba la Policía por hacer el desalojo. Vinimos con Teresita (Quintela) y hablamos con el gobernador (Sergio) Casas de ese entonces (…) tomamos el desafío de poder trabajar con la gente y lleva el nombre de mi hermana Susana, que venía a reunirse a diario con las familias, en busca de una vida más equitativa y justa”.

“Las empresas del Estado, que muchas veces son denostadas por algunos; decimos que nosotros buscamos la renta social. La finalidad del gobierno, y muchas de las empresas, que trabajan para la gente, no buscan las ganancias, sino que están al servicio de la gente, (…) porque lo que uno pretende es que la gente esté sana, que los chicos se eduquen, crezcan, y salgan adelante. El Estado no tiene por qué buscar utilidades financieras sino buscar la utilidad social, que significa que la gente esté mejor”, sostuvo.

A su vez, ratificó que desde el Gobierno nacional “no llega un solo peso, ni para viviendas ni para obras públicas, y es una pena porque tenemos casi 1.700 viviendas en La Rioja en obras, sin culminar”.
“Son casas que se las vandaliza, se están viniendo abajo y son familias que pueden tener asegurados sus techos”, argumentó.
Y enfatizó: “La Rioja es la provincia que más propietarios de sus viviendas tiene”.
Asimismo, consignó que las viviendas son entregadas “con lo que les hace falta a las familias: tienen agua, cloacas, plazas, cordones cuneta, y dependen ahora de ustedes que este barrio siga creciendo, embelleciéndose, y vamos a profundizar el plan Angelelli”.
“En la actualidad tenemos el problema del Dengue, que ahora que comienza el frío va a dejar sus huellas, y es importante, sumamente, limpiar las casas y para eso también está el intendente Armando Molina, a quien agradezco y trabajamos en forma conjunta en el descacharreo, eliminación de macro y micro basurales, y limpieza de espacios verdes”, subrayó y agregó: “es importante que nos cuidemos”.

Relación con la Nación

En otro orden de cosas, Quintela planteó que para el gobierno nacional “la obra pública no existe, y me pregunto si alguno ustedes, cada uno, podrían haber tenido la oportunidad de tener su casita por sus propios esfuerzos, y no es porque no quisieran sino porque no partimos del mismo lugar: hay muchas carencias, dificultades, para mantener a sus familias y mucha mayor razón para construir sus casas, sus piecitas, porque formaron un hogar, y no pueden vivir tantos donde antes vivían. Por eso decidimos hacer casas de tres dormitorios, y se hacen en función del relevamiento social que tiene cada familia”.
“El presidente planteó claramente que va a desfinanciar a las provincias, y cuando nos quieren imponer las cosas, y someternos, tenemos que por respeto a la gente que nos votó, la obligación, el deber y la responsabilidad de no permitir ese sometimiento, avasallamiento y esas imposiciones”, señaló en diálogo con los medios presentes.
Y agregó: “Queremos diálogo, conversar, que nos escuchen lo que planteamos. Por eso estamos planteando una posición firme a nivel nacional y no nos interesa quedar solos, somos varios los que planteamos esa necesidad de un diálogo profundo de cómo hacer crecer a las provincias, porque es impensable que en un pueblo chiquito como Los Aguirres van obras millonarias, pero sin embargo estuvo el Estado”.
Además, se refirió al pedido de los ministros de distintas provincias para que se reactive la obra pública, y expuso que, “algunos ganaron y todos sabemos quiénes son los que pierden son el conjunto del pueblo argentino”.
“Pedimos que este gobierno se humanice un poco, porque creo que está tomando decisiones crueles, salvajes, inhumanas, con actitud despreciativa a las familias que quedan sin trabajo, no pueden tener sus casitas, su agua, su techo, y son derechos que consideramos que tienen las familias, y ellos consideran que eso tiene que hacerlo el mercado. “Pedimos que la Nación tenga un poco de esta mirada”, reflexionó finalmente.