Condenaron a prisión perpetua a Matías Oliva, acusado del homicidio de Mario Taboada

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

La justicia riojana condenó a la pena de prisión perpetua al acusado de asesinar a Marito Taboada, en el año 2014. Matías Sebastián Oliva deberá cumplir la condena en el Servicio Penitenciario Provincial y someterse a un tratamiento psicológico mientras se encuentre privado de la libertad.

Este jueves, después de 8 años del hecho, la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de la Primera Circunscripción Judicial dio lectura de la sentencia por el delito de homicidio agravado por alevosía que tenía como acusado a Matías Sebastián Oliva, alias “El Flaco”.

El proceso judicial contra Oliva inició tras ser considerado sospechoso del asesinato del joven Marito Taboada, quien fue encontrado sin vida entre la noche del 23 y el 24 de mayo del año 2014 en el camino que conduce al conocido boliche de la capital riojana ‘El Pinar’.

Por ello, la justicia determinó condenar al acusado a prisión perpetua por considerarlo autor penalmente responsable y culpable por el delito que fue investigado. Asimismo, ordenó que la pena impuesta sea cumplida en el Servicio Penitenciario provincial, y sea alojado en esa institución hasta el agotamiento de la misma.

Además, se impuso que, mientras se encuentre privado de su libertad, el condenado sea sometido a un tratamiento psicológico continuo y permanente que le permita rehabilitarse y reintegrarse a la sociedad. Dicho proceso será supervisado por la Jueza de Ejecución Penal a cargo.

Por otra parte, el tribunal ordenó el decomiso y destrucción de los elementos que fueron secuestrados y utilizados durante la investigación del crimen.

En ese marco, los fiscales del caso, Julián De La Colina y Cecilia Moreno, habían solicitado condenar con la pena máxima a Oliva durante sus alegatos, en los que repasaron minuciosamente las pruebas ofrecidas durante el juicio, haciendo énfasis en el “modus operandi” que habría utilizado el imputado para ejecutar el homicidio.
Los representantes del Ministerio Público Fiscal sostuvieron que el imputado procedió a dejar a la víctima en un estado de indefensión, para luego quitarle la vida inyectándole ketamina y potasio en gran cantidad.

Sobre el caso, cabe recordar que Matías era amigo de la infancia de Marito y fue investigado después de constatarse que fue la última persona que tuvo contacto con la víctima antes de ser asesinado.

No obstante, Mirta Collante -madre del joven asesinado- desde el inicio de la causa sostiene que hay más personas involucradas en el hecho y asegura que se trató de un “crimen por encargo” por las denuncias que ella hizo, previamente a lo sucedido, contra narcotraficantes y que Oliva fue un sicario que cobró dinero para asesinar a su hijo.