Aplicando perspectiva de género, se hizo lugar a la división de bienes en un divorcio

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El inmueble en cuestión fue adquirido por ambas partes cuando aún estaban casados. Luego, llegaron a un acuerdo en el que el progenitor cuidara a su hija menor quedándose en la vivienda hasta que cumpliera la mayoría de edad.

La sala N°1 de la Cámara Primera en lo Civil, Comercial y de Minas, Secretaria “B”, de la Primera Circunscripción Judicial a cargo de la Jueza Paola María Petrillo de Torcivia, dispuso hacer lugar a la demanda de la división de un bien en común que tenía un matrimonio aplicando perspectiva de género.

El inmueble en cuestión fue adquirido por ambas partes cuando aún estaban casados en el año 1998, por lo que llegaron a un acuerdo posterior a su divorcio, mediante el cual el progenitor cuide a su hija menor quedándose en su vivienda hasta la edad de adultez. Una vez cumplido este único requisito, la señora solicito la división de bienes entre ambas partes, por lo que la Cámara realizó dicho trámite respetando la equidad y criterio en perspectiva de género.

La magistrada aplicó esta perspectiva de género, no buscando afectar o beneficiar a alguna de las partes y en paralelo llevar un trato equitativo a la hora de resolver este caso; a pesar que fue evidente la total falta de colaboración que prestó el conyugue con el proceso, quien ni siquiera compareció a contestar la demanda. Por ello, se hizo lugar a la pretensión de una de las partes y se ordenó proceder, solicitando a los abogados agregar documentación, previa a la venta o remate de la vivienda. En el caso de que uno de los cónyuges divorciados mostrará interés de adquirir este inmueble, deberá hacerlo sólo por la mitad de su valor.