No son chicas que juegan al fútbol, son futbolistas

El 8M encarna el espíritu de lucha por la igualdad de derechos en todos los ámbitos laborales. Pareciera ser que dicha igualdad depende de la regulación legislativa; mientras tanto, la histórica “brecha salarial” también está presente y ataca al deporte que más practican las mujeres en todo el mundo, el fútbol.