Argentina acéfala

Facundo Herrera

Director Perodístico
Posgrado de periodismo Editorial Perfil / Universidad El Salvador) -Locutor Nacional ISER.

Facundo Herrera

Director Perodístico
Posgrado de periodismo Editorial Perfil / Universidad El Salvador) -Locutor Nacional ISER.

La acefalía, entra otras, es tan solo una de las condiciones de la anarquía. Las demás son el vacío de poder, el vacío de autoridad y la vacancia de los cargos públicos. La acefalía significa, en una sujestiva y oportuna definción, ausencia de cabeza. En política adquiere un sentido metafórico pero igualmente gráfico y pasa a ser la “inexistencia de jefe en una sociedad o comunidad”. Hoy, en nuestro país, hay una virtual acefalía, aunque no una anarquía. O sea, hay uso de poder, presencia de autoridades y cargos públicos ocupados por funcionarios testimoniales, pero sin gestión ninguna. En definitiva, los anarcocapitalistas ocupan el Estado para dejarlo a la buena de Dios.

Sandra Petovello y javier Milei. La ministra más cuestionada, corrupción y abandono social.

El caso más explosivo de estos últimos días es el de Sandra Petovello, que ocupa un multiministerio que no cumple con una sola de las funciones que debería cumplir. Todo se reduce a la muletilla “Adorniana” de terminar con los curros, pero de resolver problemas y proponer nuevas políticas públicas, nada.

Hoy en Argentina hay una virtual acefalía, aunque no una anarquía. Es decir que, hay uso de poder, presencia de autoridades y cargos públicos ocupados por funcionarios testimoniales,pero no hay gestión ninguna

En Desarrollo Social escondieron más de 5 mil toneladas de alimentos, algunos por vencer, mientras los comedores no pueden contener a quienes no tienen para comer. Sólo dedicaron todo su esfuerzo a detectar irregularidades para justificar semejante salvajismo. Sin embargo, al parecer, los curros estaban adentro. La justicia está investigando a Fernando Szereszevsky, titular de la Unidad de Gabinete de Asesores y mano derecha de la cuestionada funcionaria, por pasar compras en el Mercado Central de productos para uso personal y hacerlos figurar como “gastos de representación”. Además, el gobierno tuvo que echar al secretario de Niñez y Familia, Pablo de la Torre, por no haber controlado la fecha de vencimiento de los alimentos retenidos.

Fernando Szereszevsky, mano derecha de Petovello, investigado por corrupción.

La justicia también determinó que en los galpones hay alimentos que fueron comprados por esta “gestión”, lo que había sido negado por el vocero presidencial. Del ministerio de Capital Humando dependen las áreas de empleo, de educación, de familia, de desarrollo social y de cultura. Pero cada vez hay más desocupación. Desde que Milei ocupa el cargo de presidente, el sector privado perdió 62.920 empleos, mientras que en el sector público de contabilizan 21.393. Es decir que, contrariamente a los que dice el gobierno, lo que expectora el Estado, el sector privado no lo puede contener.

Todo se reduce a la muletilla Adorniana de terminar con los curros, pero de resolver problemas y proponer nuevas políticas públicas, nada.

En educación, la única política pública fue el desfinanciamiento de las universidades que generó un levantamiento transversal en todo el país y la aplicación de vouchers para que las escuelas privadas puedan seguir funcionando mediante un sistema de financiamiento indirecto. En cultura, tampoco nada, o sí, desfinanciar todo lo que huela a pensamiento crítico como el INCAA, por ejemplo.

Guillermo Francos, nuevo Jefe de gabinete y representante de la casta en el gobierno de Milei

Otro testimonial es Guillermo Francos, un viejo lobo de la política más rancia, que sólo sabe gestionar la rosca. Hoy es jefe de gabinete, mientras que el ministerio del interior que antes ocupaba pasó a ser una cartera menor que sigue dependiendo de sus atributos. “Francos es receptivo, pero no resolutivo”, se cansó de decir el gobernador riojano, Ricardo Quintela, para describir la ausencia de un gobierno a la hora de resolver los problemas de las provincias que, en definitiva, son el país.

Daniel Scioli y Yanina Martínez, de Alberto Fernández a Milei.

Daniel Scioli, secundado por otra acomodaticia como la catamarqueña, Yanina Martínez, tienen a cargo el turismo y el deporte. Acaban de anunciar la reducción de los Juegos Evita dejando fuera a deportes tradicionales como el fútbol, el hockey y el handball, atando la programación a los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizarán en Dakar en 2026. Es decir que las competencias bajarían de 52 a 31. Mientras tanto, en turismo, son muchos las reuniones y ruidosos los anuncios, pero en lo concreto, tampoco hay mucho para mostrar, salvo la finalización del programa PreViaje -que fue aplicado con recursos propios por La Rioja y Entre Ríos-, para reemplazarlo por el Argentina Emerge que aún no ha mostrado resultados.

Los casos de dengue se quintuplicaron en el período 2023/2024.

Mario Russo está a cargo de salud. El dengue fue epidemia en el país con 270.000 casos y más de 100 muertos. El Estado tampoco hizo nada. El ministro sólo salió a recomendar el uso de pantalones cortos y a promocionar la compra puerta a puerta de repelentes importados, dejando la vacunación fuera del programa de inmunización.

“Francos es receptivo, pero no resolutivo”, se cansó de decir el gobernador riojano, Ricardo Quintela, para describir la ausencia de un gobierno a la hora de resolver los problemas.

Hoy, el ministerio de Salud está abocado a ocupar las vacantes que fueron dejando los renunciantes luego de la salida de Nicolás Posse. Son cuatro los desertores en estas últimas horas, y en promedio, desde diciembre se fue uno cada 5 días.

Mario Russo, el ministro de Salud que ecomendó usar pantalones cortos para prevenir el dengue.

Y qué decir del presidente. Ocho viajes en seis meses. Ninguno a países vecinos de la región. Tampoco a ninguna provincia argentina, exceptuando el 25 de mayo en Córdoba. Tampoco recibió a ningún gobernador. Un presidente absolutamente ausente en el país que preside. Las versiones periodísticas indican que a Milei no le gusta ocupar el cargo. Esas mismas versiones dicen que, es tan acéfalo el gobierno, que Victoria Villaruel ya tendría su propio gabinete armado para reemplazarlo en cualquier momento. Milei no tiene ganas, no quiere hacer cosas que un presidente normal debería hacer, como ocuparse de los problemas de un país, reunirse con los actores sociales y políticos, tener una agenda diplomática seria. En cambio, sí le gusta cholulear reuniéndose con quienes admira en el mundo virtual, el mundo que más le apetece y el que más conoce, como Mark Zuckerberg, de Meta; Sundar Pichai, CEO de Google; Sam Altman, gurú de la AI; Sean Rad, creador de Tinder o Elon Musk, de Tesla.

Milei no tiene ganas, no quiere hacer cosas que un presidente normal debería hacer, como ocuparse de los problemas de un país, reunirse con los actores sociales y políticos, tener una agenda diplomática seria.

Javier Milei lleva ocho viajes al exterior en seis meses.
Los comedores continúan sin recibir nada del Estado.

En definitiva, un gobierno sin gestión y sin leyes, sin resultados positivos para la población, que funciona con la inercia de la confianza que parte de la sociedad aún le tiene, con un superávit fiscal y una baja de la inflación mentirosos, basados en una fuerte caída del consumo y en no pagarle a nadie. Un país huérfano, gobernado por personas que lo desprecian.