Amenazas de bomba a las embajadas de Israel y Estados Unidos en Buenos Aires

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

Las delegaciones diplomáticas de ambos países recibieron sendas amenazas mediante correos electrónicos. Según los efectivos de la Policía Federal que trabajaban en el lugar, no hay “elementos sospechosos”.

Las embajadas de Israel y de los Estados Unidos en la Argentina, situadas en los barrios porteños de Monserrat y de Palermo respectivamente, recibieron dos amenazas de bomba vía correo electrónico por lo que trabajaban en el lugar efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), informaron fuentes policiales.

Los voceros manifestaron que, tras la inspección realizada por personal del escuadrón antibombas de la PFA en la embajada de Israel, se estableció que no había ningún elemento sospechoso.

La denuncia por la amenaza realizada mediante un email enviado al correo oficial de la sede diplomática israelí fue realizada por el jefe de seguridad de la embajada ante personal de la Comisaria Vecinal 1D de la Policía de la Ciudad.

De acuerdo a lo informado a Télam por calificadas fuentes policiales, el texto enviado por mail decía: “Pusimos una bomba y vamos a matar a todos los judíos”.

Tras ello, efectivos del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) y de Explosivos de PFA acudieron al edificio situado en avenida de Mayo al 700 para realizar las inspecciones de rigor, que dieron resultado negativo, al tiempo que se dispuso un corte total de tránsito de manera preventiva en ese tramo de la avenida.

En tanto, una amenaza similar, también vía correo electrónico, fue recibida en la Embajada de Estados Unidos y denunciada por el jefe de seguridad de esa sede ante la Comisaría Vecinal 14C.

Al igual que con la Embajada de Israel, acudieron al edificio diplomático ubicado en avenida Colombia y Cerviño, del barrio de Palermo, los expertos de la PFA, que realizaban las tareas de rigor y dispusieron un perímetro externo.

En ambos casos, la Justicia Federal de turno inició una causa por “intimidación pública”, agregaron los voceros.

Fuente: Télam