Se recrudece el conflicto docente con el Gobierno, tras el exabrupto del Gobernador

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El conflicto docente suma un nuevo capítulo luego del exabrupto del Gobernador contra una manifestante de docentes autoconvocados, al tildarla de “vaga” y mandarla a trabajar. Desde distintos sectores se solidarizaron ante esta situación y SADOP decidió unirse al paro. La docente ya realizó una denuncia por violencia de género e institucional en la Fiscalía.  

 

Con un fuerte paro de AMP, el ciclo lectivo no inició en la mayoría de los establecimientos educativos, a más de 10 días del acto de apertura del mismo. A la medida de fuerza se sumaron las dos agrupaciones de Docentes Autoconvocados, que junto a AMP mantienen el paro durante toda esta semana.

El conflicto entre el Gobierno Provincial y las y los docentes tuvo un nuevo capítulo en la noche de este martes, cuando a la salida de una actividad en el Paseo Cultural, el gobernador Ricardo Quintela quedó en medio de una manifestación de Docentes Autoconvocados que solicitaban ser recibidos por él y reclamaban un salario digno. Ante estas palabras, Quintela reaccionó con un fuerte exabrupto diciéndole a una docente: “vayan a trabajar, vaga de mierda”.

 

 

Por la mañana de este miércoles, el Gobernador pidió disculpas mediante su cuenta de Twitter. “Quiero públicamente pedir disculpas por el exabrupto cometido ayer con una de las manifestantes que estaba fuera del Paseo Cultural. Mi intención siempre estará en mejorar la calidad de vida de todas y todos los riojanos, desde el diálogo y el consenso. Lo sucedido no forma parte de mi compromiso diario con las y los docentes, ni con el pueblo de La Rioja”. Sin embargo poco sirvió para calmar los ánimos.

Desde la agrupación de Docentes Autoconvocados que realizó la manifestación, SAE, denunciaron que “desde Investigaciones a cargo del Jefe de la Policía, comisario General Roque Jaime, estarían  averiguando los datos de la docente agredida por el Gobernador Ricardo Quintela. Desde ya responsabilizamos por la seguridad de la docente al Gobernador Ricardo Quintela”, indicaron; y asistieron a la Fiscalía de violencia de Género para radicar la denuncia pertinente.

Desde la otra agrupación de Docentes Autoconvocados, DUAR, repudiaron la reacción del Gobernador, señalando que “la violencia de sus palabras son la continuación de su campaña contra los docentes y contra la educación pública. De ninguna manera es un exabrupto. Repudiamos enérgicamente sus dichos y llamamos a todos los riojanos a pronunciarnos contra semejante ataque a las docentes”.

Mientras que desde SADOP, gremio de docentes de escuelas privadas, convocaron a un paro por 24 horas para este miércoles, ante lo sucedido. En un comunicado de prensa expresaron: “Rechazamos y lamentamos los dichos del Gobernador. Los reclamos del sector docente expresan la urgente necesidad de una convocatoria clara y ampliada de la paritaria salarial, con la presencia de todos los sindicatos que representamos a los docentes riojanos, que dé fin a la hegemonía de una sola organización. Desde Sadop exigimos un ampliado llamado al diálogo salarial. A partir de estos lamentables dichos, ante la falta de convocatoria y hasta que se concrete la misma, declaramos estado de alerta y movilización”.

También se sumaron al repudio el Frente de Izquierda Unidad y el bloque de concejales de Juntos por el Cambio, en la sesión ordinaria, considerando al hecho como “violencia de género, institucional, política y laboral”.

Desde AMP informaron que extenderán el paro durante toda esta semana y denunciaron “aprietes y amenazas” de “punteros políticos” del Gobierno Provincial contra integrantes del gremio. “El gobierno provincial busca provocar una grieta en la sociedad”, sostienen desde el gremio docente.

Concejo Deliberante

En la sesión desarrollada en la mañana de este miércoles, se aprobó la Declaración N° 438, repudiando los dichos vertidos por el gobernador Quintela a una docente en el contexto de una protesta salarial.

La moción fue presentada por la concejala Mónica Villafañe.