Quino y la vigencia de su pensamiento

Maximiliano Herrera

Colaborador
Estudiante de Licenciatura en comunicación social – UBA (Universidad de Buenos Aires)

Maximiliano Herrera

Colaborador
Estudiante de Licenciatura en comunicación social – UBA (Universidad de Buenos Aires)

Hoy se cumplen 90 años del nacimiento de Quino, creador de Mafalda, uno de los personajes más emblemáticos de la cultura hispanohablante.

Joaquín Salvador Lavado Tejón nació el 17 de julio de 1932 en Mendoza y ya en ese entonces fue apodado “Quino” por su familia para distinguirlo de su tío, Joaquín Tejón.

Quino y Mafalda

Al finalizar la escuela primaria se inscribió en la Escuela de Bellas Artes de su provincia, pero luego la abandonó para dedicarse exclusivamente a dibujar historietas. Su primera página de humor gráfico la publicó la revista Esto Es y en 1963 lanzó su primer libro, Mundo Quino, una recopilación de historietas humorísticas mudas. Tras muchos años de edificar su carrera de dibujante e historietista, el legado de su obra aún persiste en la memoria colectiva y Mafalda convive perfectamente con las nuevas generaciones.

El pensamiento de Quino se plasmó en las tiras de a través de la voz de Mafalda, personaje que nace el 19 de septiembre de 1964 como encargo para una publicidad de una marca que buscaba vender sus productos pero que luego no se implementó ni prosperó, pero Mafalda sí. Esa niña irreverente que cuestionaba el mundo, sus injusticias e incoherencias, se convertiría en la portavoz de los pensamientos de su creador, quién no era de hablar mucho.

La institución familiar, el rol de la mujer, el poder, la educación, la economía, la paz, las desigualdades, entre otras temáticas, caracterizan el humor del ilustrador, que al día de hoy invitan a reflexiones cercanas a la realidad actual. «Mafalda se interroga sobre el mundo y los males que no se corrigen. Hace las preguntas que me sigo haciendo ahora de adulto, yo quería decir a través de ella lo que veía mal y había que corregir. Hablo poco, por eso elegí el dibujo para expresarme», contó Quino sobre qué lo interpeló a la hora de crear al personaje.

La mezcla de pesimismo y humanismo, característica de su obra es posiblemente una de las principales razones de su gran éxito en toda Latinoamérica y gran parte del mundo.

¿Cómo podemos leer la obra de Quino hoy?

Mafalda sigue muy presente en todo el mundo a través de las redes sociales. Cada vez que sucede un hecho de injusticia que aqueje al mundo desde la comprensión, sus tiras son una cita frecuente, ya que las se leen de manera aisladas y fragmentadas generando muchos sentidos.

Luego del fallecimiento de su creador el 30 de septiembre de 2020 se sumó además de la cuenta de tiras completas, una cuenta oficial de Quino y Mafalda en Instagram, y también cuenta con un Facebook oficial.

Sorpresivamente, el 25 de junio de 1973, Quino anunció que dejaría de crear historia alrededor de este personaje. Sobre su final dijo: «Me costaba mucho esfuerzo no repetirme, sufría con cada entrega. Cuando uno tapa el último cuadrito de una historieta y ya sabe cuál va a ser el final es porque la cosa no va. Y por respeto los lectores y a mis personajes y por mi manera de sentir el trabajo decidí no hacerla más y seguir con el humor que nunca dejé de hacer.»

A pesar de esto, aún siguen vigentes en el tiempo ya que al igual que ocurría en la década del 80 o del 90, la obra de Quino sigue implicando un canal de transmisión intergeneracional.

Hoy Google le dedicó un doodle que no solo se ve en Argentina sino en otros 24 países.