No será obligatorio el uso del guardapolvo ni uniforme

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El Ministerio de Educación de la provincia dispuso una serie de medidas para amortiguar los gastos escolares, ante la crisis económica. En el ciclo lectivo que se inicia en los próximo días no será obligatorio el uso de guardapolvo ni uniforme, ni el pago de cooperadora.

 

Ante la crisis económica que atraviesa la provincia y el país, el Ministerio de Educación de La Rioja estableció la necesidad de “racionalizar los pedidos de los artículos escolares a fin de evitar gastos innecesarios en el presupuesto familiar”. La resolución ministerial tiene alcance a las cooperadoras escolares e invita a adherir a los establecimientos de gestión privada.

A través de la Secretaría de Gestión Educativa, a cargo de Zoraida Rodríguez, la cartera de Educación de la Provincia estableció una serie de pautas orientadoras respecto de las exigencias de útiles y vestimenta para las y los estudiantes de todos los niveles y modalidades educativas.
De acuerdo a la resolución ministerial respectiva (N° 0011 del 20 de febrero de 2024), “es conveniente que los establecimientos educativos de todos los niveles limiten el pedido de pago de cooperadoras escolares, de ropa útiles y textos a lo imprescindible”; por lo que se solicita “restringir a lo indispensable la solicitud de útiles escolares en los distintos niveles y modalidades”.
De este modo, “no será obligatorio el uso de uniforme y equipos de educación física u otras prendas, como tampoco de útiles y elementos onerosos”, expresa el texto correspondiente. Puntualmente, “la exigencia del guardapolvo para el nivel primario queda supeditada a las posibilidades de cada familia”, precisó la Secretaria de Gestión Educativa.
En esta línea, Zoraida Rodríguez puso en claro “que ningún acto escolar demandará, bajo ningún concepto, gastos a los estudiantes y docentes” y remarcó que el pago de las OPVEE (Organización de Padres Vinculados al Establecimiento Educativo), cooperadoras escolares u otras figuras de cobro similares, “es voluntario”, por lo que “no está condicionada la inscripción” de las y los escolares. “Lo más importante es que nuestros estudiantes estén en la escuela”, precisó la funcionaria provincial.
Por otra parte, la disposición educativa también establece “que queda terminantemente prohibido la gestión de vendedores y promotores de uniformes que supongan gastos a los estudiantes y docentes”.
Dicha resolución tiene carácter obligatorio “para todo personal de supervisión, equipos directivos y docentes de los distintos niveles y modalidades educativas”; y se invita a adherir a “las instituciones de gestión privada de todos los niveles y modalidades educativas” de la provincia.
Esta medida responde al “pedido del gobernador (Ricardo Quintela) de contribuir en este difícil contexto económico y estar cerca de las familias, estudiantes y docentes”, concluyó Rodríguez.