Milei aseguró que despedirán a miles de empleados públicos

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

El Presidente se ufanó de la eliminación de la obra pública, el recorte de fondos a las provincias y el despido de trabajadores del Estado. Insultos a la oposición y a los medios de comunicación.

En el marco de las actividades del evento International Economic Forum of the Americas (IEFA) el presidente Javier Milei realizó una exposición, en lo que fue el cierre de la jornada. En la oportunidad, se ufanó de estar ejecutando el “mayor ajuste de la historia”, advirtió que se darán de baja 70 mil contratos de empleados públicos (en Casa Rosada lo desmienten) e insultó a la oposición aliada por no acompañar la ley Bases. “Son unos delincuentes”, los fustigó. Desde la tribuna, el empresariado lo escuchó con atención, aunque con dudas respecto a la viabilidad política del programa económico. “El año que viene vamos a hacer una elección mucho mejor de la que hicimos y a meter todas las reformas que faltan”, prometió el mandatario, que ya piensa en la campaña 2025.

Milei fue la estrella del evento y así se lo hicieron sentir. Minutos antes de su entrada estelar, los organizadores atenuaron las luces de la sala de conferencias del hotel céntrico. “Ya adecuamos la atmósfera a los requerimientos de nuestro invitado especial”, confesó la periodista Cristina Pérez, segundos antes de presentar al Presidente. Acompañado por su hermana Karina Milei –la encargada de cuidar al extremo la imagen presidencial– y del vocero Manuel Adorni, Milei ingresó al salón y fue recibido de pie y con aplausos por los asistentes.

La alocución, que en total duró un poco menos de una hora, estuvo dedicada en gran medida a cuestionar la herencia recibida –”no es para llorar”, aclaró– y enaltecer el feroz programa de ajuste. “Si algo nos quedó claro con El Jefe (por Karina), es que si verdaderamente llegábamos a ganar era porque esto estaba en una situación desastrosa”, argumentó. Como horizonte, garantizó no desviarse ni un centímetro del ajuste fiscal, afirmó que se encadenó “a la política del déficit cero como Ulises al palo mayor” y que sus ministros les “pegan tiros a las sirenas” que pretenden desorientarlos del rumbo.

En el raconto económico subrayó que hubo mucho de “licuadora” (deterioro de los ingresos frente a la inflación), pero también de “motosierra”. Sobre esto último, destacó el recorte de fondos a las provincias y se mostró “profundamente orgulloso” de haber eliminado la obra pública, a la que catalogó de una fuente de “corrupción y robo”. Fue el momento más aplaudido de la jornada.

Acto siguiente, se refirió a los despidos en el Estado. En medio de la catarata de telegramas que recibieron miles de trabajadores públicos en los últimos días, el Presidente aseguró que ya echaron a “50 mil”. Son datos que no se condicen con ningún registro oficial. “No solo eso, sino que se dieron de baja contratos. Y fíjense que se están cayendo más. Y van a caer 70 mil contratos”, agregó envalentonado.

Las palabras de Milei se dieron en un momento de máxima incertidumbre por la finalización, este 31 de marzo, de más de 70 mil contratos de empleados de la Administración Pública Nacional (APN). En Casa Rosada, indican que el recorte alcanzará a un 15/20 por ciento de ese total, aunque el número concreto recién se conocerá en los primeros días de abril. Los gremios advierten que distintos responsables de áreas filtraron que la orden fue recortar entre un 20 y 30 por ciento. “No van a poder. Hoy se multiplicaron las protestas y la conflictividad va a seguir en aumento”, manifestó el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, tras el discurso presidencial.

Fuente: Página 12