Luego de 45 días en La Rioja, Edgar Bacchiani regresó al penal de Catamarca

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista
Una comitiva riojana de policías trasladó al financista hasta su lugar de detención en Catamarca. El polémico ‘trader’ estuvo alojado en un centro asistencial de salud mental en La Rioja.

Desde que Edgar Adhemar Bachiani fue trasladado a La Rioja para declarar ante la justicia de esa provincia, tuvieron que transcurrir 45 días para su regreso. Según se supo, el polémico ‘trader’ pasó sus días en un centro de salud mental vip, mientras era indagado a cuenta gotas, según el estado de ánimo que tenía el imputado, quien podría ser responsable de la estafa de miles de clientes catamarqueños, riojanos y de otras latitudes.

Ante la incertidumbre generada por las condiciones de salud del financista, desde el Juzgado Federal se volvió a insistir en solicitar un segundo informe a la justicia riojana para que explique si el empresario tuvo alguna evolución favorable en su patología.

Antes de brindar explicaciones al respecto, el magistrado Héctor Barria dio al autorización para que Bacchiani regrese nuevamente a su lugar de detención, en el Penal de Miraflores de Capayán.

No obstante, con la cautela del caso, el juez federal catamarqueño, Miguel Ángel Contreras, pidió al director del SPP que brinde un informe en relación con la primer respuesta del Juez Correccional N° 2 de La Rioja, para resolver si es que el ‘trader’ puede recibir la asistencia necesaria mientras lo hace alojado en una cárcel común, lejos de los privilegios que le otorgó la justicia riojana.

En la tarde de ayer, una comitiva de efectivos policiales riojanos arribaron a las instalaciones del penal de Miraflores con el imputado, quien debe rendir cuentas ante el juez Contreras, quien recientemente retomó la investigación plena de la causa.

El pasado 27 de octubre, Edgar Adhemar Bacchiani fue solicitado por el juez Barría para prestar una serie de declaraciones testimoniales donde claramente se dejó de lado el concepto de economía procesal y se priorizó la salud del imputado por sobre todas las cosas.

Con una fuerte custodia según el juez correccional riojano, el “Trader God” pasaba sus días en una clínica de salud mental, luego de una recomendación del psiquiatra Diego Romanazzi, el cual le diagnosticó  una “crisis de ansiedad, angustia, trastorno de adaptación de factores de estrés”.

Por este motivo y tras el regreso de sus vacaciones, el juez Miguel Ángel Contreras solicitó el informe antes mencionado, aunque ante llamativa extensión en el acto procesal de la justicia riojana, el titular del Juzgado Federal de Catamarca decidió insistir nuevamente en una respuesta clara sobre la situación de salud del principal imputado de la causa Adhemar Capital.

 

Fuente: El Esquiú de Catamarca