Los feminismos, el enemigo de un gobierno empobrecedor

analia yoma

Analia Yoma

Periodista
analia yoma

Analia Yoma

Periodista

El discurso ultraconservador que atraviesa el gobierno de Javier Milei tiene como enemigo a los feminismos. Se trata de su retorica y también de sus políticas de ajuste que impactan directamente contra sectores vulnerables. La lista de demandas y de reclamos para la marcha de este 8M es extensa y será histórica frente a un gobierno que avanza contra los derechos y contra la clase trabajadora, jubilados y jubiladas.

Degradó a subsecretaria el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidades porque la creación de la cartera fue para crear “trabajo a burócratas que no aportan nada a la sociedad”. Aún se desconoce como serán las políticas para luchar y erradicar las violencias de género, prohibieron el uso del del lenguaje inclusivo y de la perspectiva de género en la administración pública, esta última demonizada bajo el mal concepto de la ideología de género.

También existe un discurso en contra de la Interrupción Voluntaria del Aborto una de las principales conquistas de los últimos años y la que le llaman “la agenda sangrienta del aborto”.

La perspectiva de género, en cambio, permite desentrañar desigualdades para generar una sociedad mas justa e inclusiva y que permite el diseño de políticas públicas transformadores de realidades.

Algunos datos

Según el informe del entonces MMgyD, sobre “La participación de las mujeres en el trabajo, el ingreso y la producción” del segundo trimestre de 2022, “la desigualdad de género es un factor principal de la feminización de la pobreza en Argentina. “Las condiciones más desfavorables para las mujeres en cuanto al acceso al empleo y la permanencia en él se ven reflejadas en la brecha de ingresos: las mujeres perciben ingresos que, en promedio, son un 28,1% menores que los de los varones, lo que significa una reducción de 1,4 puntos porcentuales con respecto al mismo trimestre de 2021. Esta brecha se amplía al 34,6% en el caso del empleo asalariado informal (sin descuento jubilatorio), mientras que se reduce al 23,9% en el caso del empleo asalariado registrado”.

De acuerdo con las estadísticas del Banco Mundial, cerca de 2.400 millones de mujeres en edad laboral aún enfrentan desigualdades jurídicas en comparación con los hombres.

Según datos del Observatorio de Género del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) durante el tercer trimestre del 2023, en los 31 aglomerados urbanos, los varones percibieron un 26,4% más de ingresos personales y un 22,6% de ingresos por ocupación principal que las mujeres.

“Cuando se observan las brechas de ingresos entre asalariadas y asalariados formales e informales, se evidencia que la formalidad del empleo garantiza no sólo el acceso a la seguridad social sino también a mejores ingresos y a una menor desigualdad salarial entre varones y mujeres. Durante el tercer trimestre de 2023, la brecha de ingresos al interior del trabajo formal fue de 15,7%, mientras que asciende a 24,8% entre las y los informales. Ambos indicadores mostraron una mejora con respecto al mismo trimestre de 2022”, afirma el informe.

La violencia machista

La institucionalización de las políticas de género permite, entre otras cosas, poner en la agenda la urgencia de las violencias y responder a la demanda de una problemática estructural e histórica.

Según el informe elaborado por el Observatorio de la Secretaría de la Mujer y Diversidad, entre el 2015 y el 2023 hubo 5.664 situaciones de violencias por razones de género. Prevalece en los periodos anuales la reproducción de violencia física, psicológica, económica y patrimonial y las situaciones se agudizan en contextos de vulnerabilidad.

Otro de los datos relevantes es que al observar la vinculación entre agresores y personas en situación de violencia debido al género se presenta mayor porcentaje en el vínculo de expareja porque la violencia por parte de una pareja no necesariamente se interrumpe con la separación.

En el 2023, hubo 1480 asistidas y el informe estadístico refleja las zonas más afectadas de nuestra ciudad capital, los tipos de violencia identificados, los niveles de riesgo y el vínculo con el/los agresores. En La Rioja Capital, se identifican como zonas afectadas con un 30% la  zona sur y 28% la zona este. Con una media porcentual del 19% la zona centro, y en menor medida con el 17% la zona norte.

Sobre el total de personas asistidas, un 33% de personas “planificaron e intentaron el suicidio”. “A su vez, la estadística advierte que solo un 58% de las personas en situación de violencia manifiesta contar con redes comunitarias y/o sociales de contención y acompañamiento, mientras un porcentaje de 42% expresa vivir pérdida de vínculos como producto del aislamiento que conlleva el ciclo de la violencia. Un aspecto clave para la toma de conciencia y la búsqueda de apoyos en situaciones de violencia doméstica es lograr superar barreras vinculadas al pudor, vergüenza o temor y a poder comunicar la situación a otras personas”.

El acceso a la IVE

Entre enero y octubre de 2023, se registraron un total de 75.581 interrupciones del embarazo en el país según el informe de gestión de Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva dependiente del Ministerio de Salud de la Nación de enero a octubre del 2023. El reporte anual pertenece al gobierno anterior cuya cartera estaba encabezada por Carla Vizzotti. La Rioja reportó 991 interrupciones del embarazo entre enero y octubre de 2023. Durante 2022 se realizaron 1018 IVE/ILE.

Un grupo de diputados y diputadas de LLA presentó un proyecto para derogar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, sancionada tres años atrás por el Congreso. La iniciativa regresiva sobre un problema de salud pública y ampliamente debatido previo a su sanción, va más allá, y pretende modificar el Código Penal en relación a los abortos legales que existen en el país desde 1921, al quitar ese derecho a niñas, mujeres y personas con capacidad de gestar que enfrenten un embarazo forzado, producto de una violación o abuso sexual. Solo permite el aborto cuando haya “peligro inminente” para la vida de la mujer, colocando a la Argentina entre los países con legislación más restrictiva. Además, aumenta las penas de prisión para quienes se sometan a un aborto voluntario y para quienes lo realicen y deroga las penas vigentes para los funcionarios públicos que obstaculicen las prácticas.

Nos angustia la incertidumbre y ver una política del Gobierno nacional que viene barrer derechos y por eso, este 8M más que nunca hay que reivindicar todo lo ganado y que no estamos dispuestas a entregar.

Por una Argentina diversa, inclusiva con lugar para todas, todes y todos.