Kangoo Jumps: “una sensación de vuelo permanente”

cropped-fav-el-pendulov1.png
María Vazquez
Periodista

El entusiasmo por realizar actividad física o practicar algún deporte creció en los tiempos de pandemia y, al parecer, este impulso no se detendrá. Es así como más propuestas de entretenimiento y entrenamiento aparecen para atraer nuevos públicos, como el caso del Kangoo Jumps. Conozcamos de qué se trata.

Las llamativas botas con plataformas que permiten rebotar, son la base de esta actividad que asomó en Suiza y se hizo conocida en la Argentina hace unos años. Divertido y hasta atrevido, el Kangoo Jumps se puede practicar en gimnasios, con el acompañamiento de instructores que dan pautas sobre la técnica. También es una actividad apta para el aire libre.

Montada sobre sus botas de rebote, aparece Marcela Mercado, instructora oficial de Kangoo Jumps, que al ritmo de la música, a todo volumen, marca una coreografía para entrar en calor.

Al ser consultada por El Péndulo sobre cómo descubrió el Kangoo Jumps, nos cuenta que conoció esta actividad por medio de una colega amiga y que la realiza desde hace 10 años. “Actualmente, creo ser la única profe en La Rioja que brinda esta actividad, dando clases y participando en eventos a nivel nacional”, remarca Marcela.

La instructora también señala que el llamativo efecto del rebote “mejora la fuerza muscular y el equilibrio, optimiza la salud cardiovascular, activa el sistema linfático y ayuda a eliminar toxinas”. Además, “fortalece y protege la columna vertebral, protege las articulaciones por la absorción de impacto al 80% y hasta se puede llegar a quemar más de 1200 calorías en una hora”. Asimismo, destaca que “es dinámico y divertido”, convirtiéndose en “una actividad auxiliar de la estabilidad emocional”.

Los programas de entrenamiento que tiene Kangoo Jumps son muy completos al promover el trabajo de diferentes capacidades físicas, involucrando casi todo el cuerpo y sus funciones. “Esta actividad la pueden realizar personas desde los 6 hasta los 80 años, sin dificultad; y las edades de mis alumnas rondan entre los 25 a 65 años”, detalla.

Tal es el caso de Patricia (62 años), que rememora que desde hace 9 años que toma clases con Marcela y que siempre hizo actividad física, pero cuando la vio a la instructora dando una clase le “encantó esta sensación de saltar”. “Lo primero que pensé es que no iba a poder hacerlo. Entonces le pregunté a ella (por Marcela) si creía que yo podría hacerlo, y me dijo sí, vení y probá. Probé y no me fui más”, comenta entusiasmada.

Al preguntarle si recomendaría esta actividad a otras personas, responde en manera contundente: “Sí”. “El tema es perder el miedo, el miedo a la bota, que, en realidad, una cosa es verla y otra es la sensación, porque el pie está todo asentado; me parece mucho más seguro que un roller. Todo el arco de la bota está en el piso, así que no hay riesgo de caerte”, indica.

En cuanto a los beneficios físicos, Patricia relata: “he desarrollado mi resistencia, que con otros deportes no la conseguí, y ayuda muchísimo a la parte cardíaca, a quemar grasas y al descenso de peso, ayuda a combatir la celulitis, y las piernas que haces con Kangoo no las haces con ningún otro deporte”. Seguidamente, resalta: “es muy divertido. Con Marcela nunca tenés dos clases iguales, por eso nunca dejas de prestar atención y no podés dejar de mirarla”.

Por otra parte, otra de las alumnas, Graciela (62), se suma a la charla y comenta que hace tres meses comenzó a practicar esta actividad, y que ya ve los cambios en su cuerpo, como la resistencia y el fortalecimiento de sus músculos.

En relación a las botas, tienen un peso aproximado de 2 kg., cada una, y su costo es elevado ya que son importadas; al igual que sus repuestos, que también son costosos. Para facilitar la práctica del Kangoo Jumps, el gimnasio MM Fitnees proporciona este calzado, pero además otra opción es que  los y las alumnas pueden adquirir sus propias botas.

Finalmente, Marcela deja la invitación “a todas y todos quienes quieran conocer la actividad, que es maravillosa, y su sensación de vuelo es permanente, donde no solamente entrenamos, sino que también es muy liberadora para la mente”. El gimnasio se encuentra en Breas del Golf, cerca al Parque de la Ciudad”: https://maps.app.goo.gl/1MUkTUnqNoTpAcSJ6.

Contenido Relacionado

Por: María Vázquez

Please select listing to show.
Please select listing to show.