Incertidumbre en la Liga Riojana para costear la temporada 2024

Carlos Vega

Periodista

Carlos Vega

Periodista

Los representantes de los clubes locales ya tuvieron la primera reunión de cara a cómo se organizará el torneo de Primera División A y B ante la incertidumbre sobre si el apoyo del gobierno provincial será a través de dinero o prestaciones. La decisión unánime es que se juegue de manera oficial, más allá de los costos. La mayoría de los clubes de fútbol, junto a la Liga Riojana, no cuentan con la infraestructura financiera y económica suficientes para salir a competir.

Ahora habrá 20 representativos, sumando a El Club Obreros en Primera División B. Los costos de seguridad, asistencia médica, árbitros y aranceles de competencia ante Liga y el Consejo Federal, son los puntos a definir para la fecha de inicio de la competencia 2024.

El objetivo de la Liga Riojana de Fútbol es claro: organizar y hacer jugar la temporada 2024; participar en el Torneo Provincial y, los meses de septiembre-octubre, tener el representante en el Torneo Regional Federal Amateur de Fútbol.

El tema en discusión pasa por el aporte económico que, a través de la Liga, esperan recibir los clubes para alivianar los costos de jugar en Primera División A y B en Inferiores y Femenino. El Estado provincial viene colaborando en prestar los servicios de seguridad y una suma fija, todos los meses, mediante el Ministerio de Desarrollo Social.

Sucede que, aparentemente, en estos meses (diciembre 2023 a marzo 2024) la plata no habría sido girada a la Liga, por lo que, a la presunta deuda, se suma tener de manera segura que el envío se reanudará, quizás, con retroactivos y con actualización a la situación inflacionaria y socioeconómica que vive el país.

En este contexto, el tiempo es a contrarreloj para los clubes porque deberán afrontar una infraestructura económica que no tienen en sus arcas financieras, sociales ni deportivas. Algunas de estas instituciones desarrollan, además del fútbol federado, otras disciplinas deportivas sociales y federadas.

Sin plata, o con casi nada, la idea de los clubes es jugar de manera oficial. Andino Sport Club y Alas Argentinas, además de la Liga local, jugarán en el Torneo Regional Juvenil Sub-14 y Sub-16, por lo que ya están recaudando para afrontar esta competencia; por lo que el pedido de aporte estatal está hecho, habrá que conocer si habrá asistencia y cuánto recibirán.

Plata, dinero, es lo que necesitan la Liga Riojana y los clubes. La especulación pasa por determinar si el Gobierno hará el aporte ante un marco de organización en el que el puntapié inicial es el dinero que llega desde el Estado provincial.

La situación económica es delicada y grave, y esto disminuye el desarrollo social y cultural de toda la comunidad, la cual se nutre de las acciones de asociaciones, clubes y federaciones deportivas.

La mayoría de los clubes de fútbol, junto a la Liga Riojana, no cuentan con la infraestructura financiera y económica para salir a competir, por lo que habrá que analizar la capacidad dirigencial para hacer rodar la pelota y sólo contar con un apoyo y no el total aporte financiero del Estado provincial.