Fiscal federal Virginia Carmona: “Acá hay que investigar todo y como corresponde”

analia yoma

Analia Yoma

Periodista
analia yoma

Analia Yoma

Periodista

La fiscal federal Virginia Carmona tiene a su cargo la investigación de delitos por narcotráfico, trata de personas y corrupción. En su fuero están la causa de la desaparición de “Peli” Mercado, la de las ONG y delitos de lesa humanidad. “La víctima es toda la sociedad y el compromiso tiene que ser mayor porque es muy peligroso si el narcotráfico avanza”, expresó a El Foco.

Virginia Miguel Carmona es fiscal federal de La Rioja, tercera generación de profesionales de la abogacía de su familia dice ser “una apasionada del derecho” y que su carrera en la Justicia le ggenera”mucha satisfacción, pero también muchos disgustos, pero más las satisfacciones” cuando se tiene resultados en lucha contra el narcotráfico y la trata.  Mientras trabajaba en el estudio de su familia tuvo la oportunidad de ingresar a la Fiscalía de Bell Ville donde vivía, comenzó a estudiar penal y llegó a La Rioja por causas de delitos de lesa humanidad.

En diálogo con El Foco,  Carmona habla sobre la lucha contra el narcotráfico, la trata de personas, la justicia con perspectiva de género y los juicios por delitos de lesa humanidad. Mencionó la complejidad de la causa por la desaparición de Ramona “Peli” Mercado y de la causa del desvío de fondos de la ONG.

Durante la charla en su oficina cargada de expedientes judiciales, hizo una distinción entre la Justicia y el sistema de administración de Justicia. En este sentido, dijo: “Algunas personas tenemos una vocación de Justicia y vemos una situación injusta y enseguida queremos remediarla.  Ojalá muchos tengamos esa visión para una sociedad justa”.

Respecto del narcotráfico consideró que “la víctima es toda la sociedad y el compromiso tiene que ser mayor porque es muy peligroso si el narcotráfico avanza”.  Sostiene que la corrupción y el narcotráfico “van de la mano” y que “lamentablemente han tenido casos de personas que se desempeñan en el sistema de administración de Justicia que cometían delitos beneficiando narcos”.  “La ciudadanía espera que nosotros cumplamos con lo que corresponde y ese  es el mensaje que yo quisiera dar y que se revierta esta imagen negativa de la justicia”, expresó.

La fiscal explicó que “el 75% de las causas que tramitan en esa Fiscalía son por narcotráfico; que se incrementaron mucho las causas de trata de personas, tanto de explotación sexual como de explotación laboral” y que reciben denuncias de la ciudadanía sobre este tipo de delitos. “El Estado ha buscado herramientas para que la ciudadanía se comprometa y, si bien la   obligación es de los órganos estatales para investigar, nos ayudan mucho las denuncias de ciudadanos y ciudadanas”, comentó.

Consultada sobre las estadísticas de la provincia explicó que “depende mucho de la impronta que se le da en cada jurisdicción a la lucha contra el narcotráfico”.  “Aquí, en La Rioja, si analizamos las estadísticas de años anteriores, lo que más se veía era la tenencia simple que sería la figura básica. Cuando me hago cargo de la Fiscalía y veo estas situaciones empiezo a decir qué es lo que está pasando porque había que apuntar a las organizaciones que se dedican al narcotráfico. No nos quedemos con el eslabón mas visible y más débil, hay que luchar contra el narcomenudeo, por supuesto, porque es algo que molesta a los vecinos, se generan disturbios, tiene toda una situación social complicada, pero hay que atacar las partes que son las bandas organizadas”, dijo Carmona y agregó: “La Justicia siempre llega tarde; o sea, el hecho ya se cometió y la Justicia actúa después; o sea, nosotros no tenemos la prevención del delito, pero sí tenemos en la lucha contra el narcotráfico, la tarea  de encarcelar a los delincuentes y pedirles condena, pero acá la cuestión es  ir poniendo el freno permanentemente. Es una lucha denodada, bastante injusta, no siempre contamos con todos los recursos para una lucha más efectiva, pero dejamos el alma”

Explicó que trabajan “en conjunto con la fuerza de seguridad” y reconoció que “los recursos, a veces, faltan, tanto a la Fiscalía como a las fuerzas de seguridad”.  “Es una lucha bastante desigual porque uno logra desbaratar una banda criminal y enseguida salen otras y así permanentemente. Lo que no hacemos es jamás bajar los brazos, en ese sentido, trabajamos en la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas, que son delitos complejos, están catalogados como delitos complejos y por eso son federales”.

Trata de personas y la desaparición de “Peli” Mercado

“La trata de personas es uno de los delitos más aberrantes que tenemos porque lo que se comercia es la persona humana; o sea, la materia prima de la trata son seres humanos y los trasladan igual”, sostuvo la funcionaria judicial y recordó cómo funciona el sistema: A las personas “las captan en otra provincia y les prometen, por ejemplo, en el caso de la trata laboral, buenos salarios, buenas condiciones de vida, los trasladan y cuando llegan al lugar de destino se encuentran con que no tienen agua potable, no tienen las condiciones mínimas y dignas para un ser humano, se quedan con los DNI; o sea, una criminalidad compleja que abarca muchas provincias y que por eso es federal”.

El 26 de abril de 2005 Ramona “Peli” Mercado salió a la casa de su abuelo hacia la vivienda de su tía; pero nunca llegó. Tenía tan solo 13 años y es una niña desaparecida en democracia.

“Se recibió esa causa en la Justicia Federal después de 5 años de haberse iniciado la investigación de la desaparición de “Peli”, de una manera absolutamente ilógica porque uno nunca se imagina que en el marco de una cuadra y media va a desaparecer una niña de 13 años. Es algo que, una mente bien ordenada, no puede entender”, dijo Carmona ante la consulta periodística. “Yo siempre digo que el caso de “Peli” es uno de los casos más difíciles que me tocó en toda mi carrera porque ella desaparece en una cuadra y media y nunca más se supo de ella y se siguieron varias pistas de investigación.  Cuando llega a la Justicia Federal, una de las líneas de investigación decía que había sido captada por una banda para llevarla a la provincia de Córdoba y explotarla sexualmente; cuestión que esa línea de investigación tampoco se corroboró. Existen distintas hipótesis, pero ninguna nos termina dando un resultado que permita saber qué le pasó, dónde está y seguimos en esa búsqueda, seguimos permanentemente con el equipo de Fiscalía, con la doctora Cáceres, que está también muy imbuida en el tema y en esta causa tratando de buscarla y ver qué es lo que pasó”.

Carmona, solicitó al Ministerio de Seguridad de la Nación 4 millones de pesos de recompensa para quienes brinden datos útiles que permitan dar con el paradero de “Peli”. “Son estrategias que tiene el Estado para lograr la búsqueda de información o sea lograr conseguir datos. Lamentablemente acá, a pesar de que nosotros solicitamos el aumento del monto de la recompensa, no se ha logrado hasta ahora y espero que eso se revierta y obtener datos fidedignos o más verosímiles respecto de ella”.

Delitos de lesa humanidad

¿Qué valor adquiere la Justicia, a 40 años de democracia, cuando se puede obtener una condena o cuando se puede llevar adelante juicios por delitos de lesa humanidad”,  consultó este medio a la fiscal Carmona, quien respondió que escuchó “algunas versiones de negacionismo” y afirmó que está convencida que hay cuestiones que no se pueden negar y es que lo que pasó en la dictadura fue muy grave y se cometieron muchos delitos en contra de la población civil; por eso tiene la característica de ser de lesa humanidad porque el mismo Estado el que arremete contra parte de la población civil; en este caso,  por una cuestión de oposición política y se cometen las mayores atrocidades”. “Para que la historia de un país pueda ir cerrando capítulos -no cerrando en el sentido de olvido, por supuesto, todo lo contrario, sino cicatrizar heridas-. La Justicia, lo que viene a hacer después de 40 años de ocurridos los hechos, más de 40 años en realidad de la vuelta de la Democracia. Son 40 pero de la comisión de los hechos en su mayoría son 47 o 48 años; es que llegue finalmente una condena reparatoria para las víctimas que han esperado durante tantos años una respuesta de la misma Justicia y del Estado que, en su oportunidad, fue el que violó los Derechos Humanos”.

Carmona solicitó el viernes pasado al Tribunal Oral Federal de La Rioja, la imposición de la pena de prisión perpetua para Eduardo Abelardo Britos en el marco del juicio oral en el que se abordan tres causas que por delitos de lesa humanidad.

El ex integrante del Escuadrón 24 “Chilecito” de esa fuerza federal y ex jefe de seguridad del Instituto de Rehabilitación Social riojano -donde funcionó un centro clandestino de detención, Eduardo Britos-, llegó a juicio por el homicidio de Wenceslao Pedernera, el secuestro y los tormentos a Juan Carlos Paschetta y Graciela María Bosfelli y los secuestros y tormentos a otras 42 víctimas que, respectivamente, integran los objetos procesales de esas tres causas.

La perspectiva de género

“Estoy convencida que la perspectiva de género es transversal. Una persona que se desempeña dentro del Estado, en todas sus esferas de actuación debe tener la mirada de género porque cuando hablamos perspectiva de género sabemos que arrastramos con siglos de desigualdad en el que las mujeres han sufrido no solo persecuciones sino falta de oportunidades, ser segregadas, excluidas”, dijo Carmona. “La historia misma nos muestra como antes ni siquiera se podía ir a la universidad, todo esto va cambiando con las convenciones internacionales como CEDAW y como Belem Do Pará que obligan también al Estado entonces y la ley Micaela. Entonces es transversal en todos estos delitos que vengo comentando, pero también en el análisis de los casos de lesa humanidad y digo que había una cifra negra en el juzgamiento de los delitos de lesa humanidad y eran justamente los abusos sexuales cometidos por quienes ejercían un poder de facto en los centros clandestinos de detención. Esta desnudez forzada de las detenidas el quedar a merced de todas estas personas significaba que para las mujeres, y esto lo veo en los distintos testimonios no solo los de acá de La Rioja sino también en el juicio de la Perla en Córdoba que intervine y que duró 4 años y medio,  es que había un plus de violencia por ser mujer,  entonces,  por ser mujer te podían abusar o había tocamientos con intencionalidad sexual,  comentarios sexistas o sea había como un plus de violencia por el hecho de ser mujer dentro de los centros clandestinos de detención”.

“Justamente lo que en mis alegatos cuando hablo sobre los delitos sexuales en los centros clandestinos de detención lo que les pido a los jueces es que no pongan todo en la misma bolsa porque por ahí lo que se hacía era juzgar todo como tormentos, es decir, si las víctimas habían sido sometidas a torturas y en el marco de esas torturas se cometían abusos sexuales todo quedaba englobado jurídicamente bajo la figura penal de torturas o tormentos y los delitos sexuales tienen una connotación diferente en la psiquis de la víctima. Por ende, queda una porción de impunidad que si no se deslindan correctamente estos tipos penales yo creo que las víctimas van a seguir sintiendo que no hay justicia respecto de esos delitos que se cometieron en su contra”, afirmó.

La causa de las ONG y los desvíos de fondos

La fiscal federal lleva adelante la investigación en la causa de las ONG, donde se investiga un supuesto desvío millonario de fondos. Aseguró que “es otra de las causas complejas que hay dentro de fuero federal de La Rioja y que tiene que ver con corrupción”.  “Es una causa muy compleja con más de 50 personas imputadas y nosotros estamos librando oficios e investigando qué es lo que pasó porque hay que  hacer la distinción, la disquisición entre qué es lo que se denunció y sí,  efectivamente, eso se corresponde con la realidad porque ha se trata básicamente cuestiones de obras públicas. Entonces, algunas de esas obras se cumplieron, otras no se cumplieron y además hay que ver cómo se cumplieron”.

Recordó que en la causa  “se declaró la nulidad del requerimiento fiscal cuando yo estaba interviniendo y  con el equipo de Fiscalía investigan todas las posibilidades que hay respecto a esa causa para poder avanzar porque la verdad que también es un mensaje hacia la sociedad la lucha contra la corrupción”.  “Nosotros no podemos, como vengo diciendo con respecto a todos los delitos, tener una visión parcial y acá hay que investigar todo y como corresponde”.