Estafa piramidal: Expectativa por el primer careo entre ex empleados clave del grupo Bacchiani⁷

pendulo
El Pendulo
Periodista

El exgerente José Blas y Agustín Rizzardo no dieron datos de quién tiene el dinero. Se refirieron a dónde habría sido enviada una parte.

Mañana a las 10 se realizará el primer careo en la causa Bacchiani, que se inició a fines de 2021 y cuenta con varios detenidos y denuncias en las provincias de Córdoba, Tucumán y Catamarca por estafas multimillonarias.

La expectativa es importante porque se enfrentarán dos empleados clave del grupo Bacchiani: el ex gerente José Blas y Agustín Rizzardo, quien siendo acreedor de Adhemar Capital SRL pasó a ser trabajador de la empresa a cambio de ciertas consideraciones y el acceso a mayores posibilidades de recuperar lo invertido.

Blas quedó detenido con prisión domiciliaria desde mayo del año pasado tras permanecer menos de un mes alojado en el penal de Miraflores. El juez federal Miguel Ángel Contreras consideró que le correspondía el beneficio por cuestiones humanitarias: tiene un hijo con importantes problemas de salud.

La referencia de este “amigo” fue brindada por el mismo Bacchiani a la Justicia Federal, para fundamentar la repentina y supuesta aparición de dinero que utilizaría para cancelar deudas de un grupo de inversores. La cifra de ese dinero varía. Bacchiani dijo que tenía 50 millones de dólares y que con eso podía pagar, pero por inconvenientes con las cuentas, un “amigo” le había ofrecido dinero para cumplir con sus compromisos. Finalmente, no quedó claro si el trader efectuó pagos estando detenido.

¿Quién tuvo la plata?

Pasado más de un año de investigación, el dinero que reclaman los damnificados no apareció. La Justicia y Gendarmería Nacional desconocen cuántas cuentas hay vinculadas a la empresa y a Bacchiani. Tampoco saben si en las cuentas individualizadas hay algo de dinero depositado. Rizzardo brindó declaración testimonial. Comentó que ingresó a la empresa aun cuando la firma le debía (y le sigue debiendo), más de 10 millones de pesos. Admitió además que comenzó a trabajar contando con amplios conocimientos sobre el tradeo y manejo de criptoactivos.

Dio detalles de cómo se realizaron movimientos de dinero de cuentas cuyos datos y claves supuestamente le entregó Blas. Explicó asimismo la vinculación y las transferencias de valores efectuadas entre varias de esas cuentas y cuentas de inversionistas.

Al momento de brindar su declaración, Rizzardo se refirió a movimientos en al menos una de esas cuentas que estarían directamente vinculados con Blas y su traslado del penal a su casa, y la mención de Bacchiani de su “amigo invisible”.

Conociendo los alcances de la declaración de Rizzardo, Blas, quien declaró como imputado colaborador, amplió su declaración y, tras negar los dichos de Rizzardo, pidió a la Justicia que se realice un careo entre ambos. Mientras tanto, la querella y el fiscal Santos Reynoso, con la información suministrada por Rizzardo, pidieron que Blas regrese a Miraflores por “riesgo procesal”. Según fuentes ligadas a la causa, lo que resulte del careo definirá si Blas se queda en su casa o es enviado el penal.

Fuente: El Ancasti, Catamarca

Contenido Relacionado

Por: María Vázquez

Por: María Vázquez

Please select listing to show.