¿El presidente busca consenso para realizar una catástrofe para la nación?

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista
¿A quién le habla el presidente?

Por Fernando Gómez, dirigente del FROP y presidente de FERCOA.

En la apertura de sesión el pasado primero de marzo, el presidente Milei justificó y ratificó con crueldad, sadismo y desprecio las medidas ejecutadas en estos 85 días de gestión.

Describió las consecuencias de dichas medidas, y las destacó como un activo de su reciente administración: 60 % de pobreza y 55% de inflación, para observar el goce con el sufrimiento. Una particularidad de gran parte de los funcionarios de esta gestión.

Reiteró su remanido discurso de la casta, el estado y el rol del mercado. En el análisis de todos, consideraríamos que le habla a su electorado, el auditorio del congreso (dónde la transmisión oficial mostró solo a los seguidores del presidente, invisibilizando la oposición o lisa y llanamente el resto), que se regocijaban en el canto “sí a la motosierra”.
Vamos a tomar dos elementos centrales para el análisis del “discurso” hecho en la apertura de sesión.
¿A quién le está hablando el presidente, si es que le habla a alguien y lo segundo, busca legitimar o busca complicidades en el programa de aniquilación del Estado y de la Nación?
Lo primero
¿A quién le habla?
Cuando hacemos el análisis y volvemos a escuchar el mismo tipo de relato, sin matices y con la misma retórica, la conclusión rápida es, le habla a su electorado ¡¡y es verdad, pero a continuación, nos preguntamos: es posible que le hable a alguien más?, o será que solo puede moverse en un solo escenario (su núcleo duro) y que su dogmatismo, no alcance a ver, o a tomar los matices de la realidad.
Por qué es importante esta pregunta. Por que dentro de los mecanismos de gobernanza en las democracias contemporáneas, que se caracterizan por niveles de fragmentación muy intensos, el consenso debe ser una de las principales herramientas para ejercer el poder.
Claro está que el otro camino es la fuerza y la imposición. Pero el poder no deja de ser el uso de la fuerza legítima, y que esta se puede ejercer con carisma o con violencia y amenazas. El termómetro lo pone el aguante por abajo. Es por ello que saber a quién le habla es fundamental, para entender cómo construye y ejerce poder, ya que este es necesario para la gestión, y más con las características que se propone este gobierno.
Si se observa, el gobierno fue rompiendo todo tipo de puentes institucionales, de relaciones, articulaciones y negociaciones. Empezó con los parlamentarios, acusándolos de choros y luego de ratas hasta la confrontación a cielo abierto con los gobernadores. A nivel de fuerzas políticas, tanto el pro, como los radicales, inclusive los de alianza federal (un rejunte representados por Pichetto), se desesperan por apoyar al gobierno, llegando a llorar en cámara por la impotencia de haber sido tan obsecuentes una vez caída la ley ómnibus. ¿Qué decir de los sectores económicos, principalmente de los sectores industriales?, por poner un ejemplo como dato: Siderúrgica Acindar anunció que paraliza las 4 plantas que tiene en Argentina; sin embargo, AEA que nuclea a las empresas más grandes de nuestro país y de la que Acindar es parte, fue de las primeras en apoyar el pacto de mayo.
Por otro lado, ¿le habla al electorado del 56% de las urnas? ¿Principalmente, a los sectores medios y populares que hoy están atravesando una situación económica dramática? El superávit de febrero se consiguió con el ajuste a jubilados, despidos y recortes que promete seguir en alza.
¿El gobierno confía en que el poder del relato, es lo rotundamente potente que puede distorsionar las propias condiciones materiales de la gente?, ¿Qué con la bronca a las anteriores gestiones, alcanza para sostener el discurso? ¿Nuestro pueblo tiene historia para bancarse ya semejante agresión?
O es, y está es nuestra hipótesis principal, que Milei y su grupo, no tienen un plan B, no tienen otro relato y el que tienen solo tuvo el mérito de hacer mella en la descomposición social que arrastra nuestro pueblo, no teniendo otra cosa que decir, y de ahí su incapacidad de visualizar los distintos escenarios, características del dogmatismo. Si nuestra hipótesis está en lo correcto, es posible visualizar una rápida descomposición del experimento de gestión. Y eso, es nuestra obligación decirlo, no necesariamente es una salida hacia arriba o favorable a los intereses populares, pero ese es otro tema.
Lo segundo
La otra esfera de esta hipótesis es la convocatoria al acuerdo del 25 de mayo iniciativa que viene a construir ese consenso, pero utilizando la fuerza, el martillo y el palo es decir extorsionar a los gobernadores que aprueben con sus legisladores los proyectos de leyes que envíe el ejecutivo a cambio de liberarles los recursos que corresponden por ley.
Con esto el gobierno juega y tira la pelota al otro lado de la cancha. Aquí veremos las conductas corporativas de los distintos gobernadores de las provincias, cuánto prevalece una lectura y una mirada en sostenimiento del Estado nación, es decir de su institucionalidad y su Constitución, y cuánto se actúa de forma corporativa preservando sus intereses en función de dar previsibilidad a sus gestiones.
En nuestra provincia
El pasado domingo 2 el gobernador llevó adelante la apertura de sesión 2024, en la cual se marcó posición en relación con la propuesta de pacto y extorsión del gobierno nacional.
Quintela: “El mercado no puede regir la vida de los argentinos, porque nos llevará a una realidad cruel y deshumanizante”. Es importante marcar que el piso de descomposición social que vivimos, gran parte de responsabilidad, la tiene la dictadura y los 10 años de gobierno del menemismo. Por eso cabe preguntarse: ¿cuál es la estrategia del gobierno de Quintela , confrontando con el gobierno nacional? A continuación marcamos 4 ideas.
1-¿Adelantarse a los acontecimientos y buscar en los sectores sociales, gremiales y políticos, la legitimidad del ajuste que tiene que aplicar?
2-¿A pesar del costo interno del desborde por las consecuencias del ajuste, salir a posicionarse en lo nacional, porque caracteriza que va a haber espacio en un nuevo reacomodamiento político?
3-¿Actúa por reacción espontánea frente a la agresión del gobierno nacional, sin medir consecuencias, y a medida que van dándose los acontecimientos, va acomodando la política?
4 -¿Al ser un gobierno que tiene oficio en la gestión de lo público, sabe que el contexto no va a dar para mucho, e intenta ganar tiempo con una posición confrontativa, esperando la descomposición del gobierno nacional, a un nuevo escenario político?
Por otro lado, esta semana se marcó una situación relevante a partir del no pago de la deuda en dólares contraída a los fondos internacionales por parte de la provincia, situación que nuevamente ponen en evidencia la situación de dependencia de la provincia, pero a su vez también del manejo de la cosa pública dejando expuesta a cielo abierto a la gestión.
Cómo sabemos, la deuda fue adquirida por gestiones anteriores, en función de las inversiones del parque eólico, de las cuales el compromiso de pago tenía que ver con la producción propia que generaba. La actual gestión reestructuró la deuda, con incrementos de interés y capital, entonces cabe preguntarse. ¿Cómo es que se llegó a una situación de posible default? ¿Son válidos los argumentos del gobierno de que, frente a la imposibilidad de los aportes de nación extra coparticipables que puso en crisis el pago?
Sería muy interesante conocer realmente qué pasa con el parque eólico. Cuanto han significado las inversiones y cuánto ha beneficiado a la ciudadanía, ya que si los pagos se ponen en riesgo con los recursos nacionales que están directamente relacionados con la gente, la información tendría que ser pública.
El propio director actual, que opinaba en el pasado, antes de asumir como tal, siendo interventor del mismo, decía que la producción del parque era un “cuento chino”. Hoy esos cuentos chinos parecen haber perdurado y la confesión del pago del crédito con la producción propia no se hizo factible.
¿Será posible que den una explicación a la sociedad sobre qué ha pasado efectivamente con él, la toma de créditos y el funcionamiento real del parque eólico y el conjunto de las empresas con capitales mayoritarios del estado?
Nobleza obliga destacar la gestión realizada con el transporte público, ya que la misma, y en eso sí tiene argumentos sostenibles el gobierno provincial que con la quita de los recursos nacionales, hizo peligrar su continuidad. Es por ello que obligando al ejecutivo a realizar la maniobra, de convertir la SAU (sociedad anónima unipersonal) a una empresa del estado, claro está, previa licuación de los salarios de los trabajadores. De esta forma, a partir del 1 de marzo le dio continuidad al servicio, que es una necesidad de una parte importante de la comunidad.
Como último, nos solidarizamos con los trabajadores/as de TÉLAM, agencia que garantiza una información librada de posverdad y de falsas noticias.