Congo: el Papa Francisco denunció el “colonialismo económico” en África

pendulo
El Pendulo
Periodista
Reunido con las autoridades civiles en el primer día de su Viaje Apostólico a la República Democrática del Congo, el Papa Francisco aborda los problemas más apremiantes que afectan a la nación africana, incluido el conflicto en curso y el colonialismo económico, e insta al pueblo congoleño a rechazar la violencia.

En su primer discurso a su llegada a la República Democrática del Congo, el martes, el Papa Francisco denunció los conflictos que continúan asolando el país y la explotación imprudente de sus inmensos recursos naturales por parte de fuerzas extranjeras.

Reunido con las autoridades del Gobierno, la sociedad civil y el cuerpo diplomático en el jardín del “Palais de la Nation” en Kinshasa, tras su visita de cortesía al presidente congoleño Felix Tshisekedi, el Papa instó al pueblo congoleño a tomar las riendas de su destino al rechazar la violencia y el odio.

Explicó que su visita nace de su deseo de llevarles “la cercanía, el cariño y el consuelo de toda la Iglesia católica”, y que viene “como peregrino de la reconciliación y de la paz”.

Al comparar la RDC con un diamante, una de las muchas riquezas del país, el Papa señaló que el pueblo congoleño es “infinitamente más precioso que cualquier tesoro que se encuentre en su fértil suelo”.

Remarcó que más allá de la abundancia de recursos naturales, también tienen una “riqueza espiritual” que se encuentra en sus corazones de donde nacen “la paz y el desarrollo”, por lo que, dijo, cada congoleño debe “sentirse llamado a hacer lo suyo o su parte.

Diamantes de sangre

El Papa Francisco continuó lamentando la explotación que la RDC y todo el continente africano continúan soportando hoy en forma de “colonialismo económico” que, dijo, es “igualmente esclavizante”, haciendo que el pueblo congoleño sea “extranjero” a su propia tierra.

“El veneno de la avaricia ha manchado de sangre sus diamantes”, denunció el Papa, quien hizo un llamado al mundo para que reconozca las injusticias “catastróficas” cometidas en el pasado y para que cese el continuo saqueo de sus recursos naturales.

Comunidad internacional resignada a la violencia en RDC

El Papa Francisco luego se dirigió a la comunidad internacional que, dijo, “prácticamente se ha resignado a que la violencia devora” a la República Democrática del Congo, pidiendo un esfuerzo renovado para apoyar el desarrollo y la paz en la nación africana.

“Los actuales procesos de paz, que animo mucho, deben sustentarse en hechos concretos, y los compromisos deben mantenerse”, dijo el Papa.

Expresó su inmensa gratitud a los países y las organizaciones que están brindando una ayuda sustancial en este sentido, ayudando a combatir la pobreza y la enfermedad, apoyando el estado de derecho y promoviendo el respeto por los derechos humanos.

Evitar retroceder al tribalismo y la hostilidad.

Volviendo a la imagen del diamante, el Papa Francisco señaló que la riqueza de la sociedad congoleña proviene de su carácter “poliédrico”, que por lo tanto debe ser preservado “evitando cualquier forma de regresión al tribalismo y la hostilidad”.

“El problema -observó recordando un proverbio congoleño- no es la naturaleza de los grupos étnicos y sociales, sino la forma en que eligen vivir juntos: su disposición o no a encontrarse, reconciliarse y comenzar de nuevo marca la diferencia entre la severidad del conflicto y un futuro radiante de paz y prosperidad”.

En este sentido, el Papa Francisco enfatizó el papel crucial que las religiones y la sociedad civil están llamadas a desempeñar para contribuir a esta riqueza comprometiéndose en la construcción de la paz y la fraternidad en la RDC.

Necesidad de transparencia en la vida cívica y política

Continuando con la metáfora del diamante, el Papa Francisco se centró en la transparencia en la vida cívica y política, señalando que lo que “apaga la luz del bien en una sociedad es a menudo la oscuridad de la injusticia y la corrupción”.

En ese sentido, subrayó la crucial importancia de promover elecciones transparentes y creíbles y una mayor participación en los procesos de paz y de perseguir el bien común y la seguridad de los pueblos, más que los intereses personales o grupales.

Asimismo, dijo, se debe fortalecer la presencia del Estado en cada parte del territorio y atender a los numerosos refugiados y desplazados.

Haz que brillen los diamantes más preciados de la República Democrática del Congo 

El Papa Francisco continuó enfatizando la necesidad urgente de invertir en educación para hacer brillar “sus diamantes más preciados”. Lamentó a este respecto que demasiados niños congoleños todavía no asisten a la escuela y, en cambio, son explotados y sometidos a trabajos serviles en las minas.

Al finalizar su largo discurso, el Papa Francisco recordó la responsabilidad compartida de ser “buenos administradores de la creación”, para proteger el medio ambiente natural, y destacó la necesidad de un apoyo internacional a largo plazo para mejorar la vida de los africanos, más allá de las intervenciones de emergencia.

Participar en una renovación social valiente e inclusiva

El Papa Francisco concluyó instando al pueblo congoleño a no ceder al “desánimo” y la “resignación”, sino a comprometerse en una “renovación social valiente e inclusiva” de su país.

Los conflictos y desafíos actuales en la RDC también fueron el centro del discurso del presidente Felix Tshisekedi al Santo Padre, en el que agradeció al Papa, en nombre de todo el pueblo congoleño, el interés que siempre ha mostrado por la situación del país, y por “orar fervientemente por la paz en sus provincias orientales”. También expresó su agradecimiento por su disposición a reunirse con una delegación de desplazados internos de estas provincias.

Fuente: www.vaticannews.va

Contenido Relacionado

Por: María Vázquez

Please select listing to show.
Please select listing to show.