Comercios y gastronómicos piden pagar en cuotas el bono a privados

El Péndulo

Periodista

El Péndulo

Periodista

Ambos sectores sostienen que por el aguinaldo y vacaciones se hace imposible pagar el bono en una sola parte. El Centro Comercial e Industrial propone abonarlo en tres cuotas y negocia con el gremio. Los gastronómicos ya acordaron que cada empresa negociará con sus empleados la forma de pago.

 

El pago del bono de 24.000 pesos que el Gobierno nacional anunció para todos los trabajadores del sector privado causó resistencia en diversos sectores de la economía provincial desde donde se plantea la imposibilidad de abonarlo en una sola cuota.

En La Rioja tanto el sector comercial como el de los gastronómicos afirman que no están en condiciones financieras de afrontar el pago del bono en una parte. La razón esgrimida es que diciembre es un mes donde se debe abonar aguinaldo y también vacaciones al personal que sale de licencia.

Desde el Centro Comercial e Industrial de La Rioja (CCI) se salió a reclamar que el bono pueda pagarse en tres cuotas de 8.000 pesos cada una (en diciembre, enero y febrero). El planteo de la cámara empresaria que nuclea a los comercios llegó a la Secretaría de Trabajo donde actualmente la entidad negocia su pedido ante el Sindicato de Empleados de Comercio. Esta semana se llevó a cabo una audiencia de negociación que pasó a cuarto intermedio para el martes próximo, donde se espera la respuesta del gremio.

En tanto, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) seccional La Rioja hizo un planteo similar al de los mercantiles y pidió poder pagarlo en dos o tres cuotas. La cámara empresaria se reunió con representantes de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) seccional La Rioja y se firmó un acta acuerdo por la cual se libera a cada empleador a negociar con sus trabajadores la cantidad de cuotas en que se pagará el adicional.

Aldo Azarelli, titular de FEHGRA La Rioja habló con El Péndulo y explicó los alcances del acuerdo. “Nosotros pedíamos poder pagar el bono en dos o tres cuotas y el gremio se oponía. Pero por intermedio de la Secretaría de Trabajo se resolvió dejarlo abierto a que cada propietario negocie la forma de pago con sus empleados”, comentó.

En este punto, Azarelli explicó porque el sector considera muy complicado pagar el bono en una sola parte. “Por un lado, por el calor nuestro sector está en temporada baja. Además de eso se viene el pago del aguinaldo y las vacaciones. Son muchos gastos todos juntos y el decreto nacional salió hace apenas unos días, sin tiempo para planificar todos estos gastos”, señaló.